Space Cowboys (Space Cowboys, 2000) de Clint Eastwood

  20 Febrero 2016

Un western espacial  

space cowboys 2Las películas sobre viajes espaciales nos hacen recordar las novelas clásicas de ciencia ficción escritas por autores visionarios como Julio Verne o H. G. Wells; sin olvidar al gran desconocido de los lectores Enrique Gaspar y Rimbau con su novela sobre la máquina del tiempo El Anacronopete, publicada en 1887, antecesora a La máquina del tiempo publicada por el propio H. G. Wells en 1895.

Las primeras novelas sobre viajes al espacio llegaron de la mano de Julio Verne con los clásicos De la Tierra a la Luna (1865), Alrededor de la Luna (1870) o Los primeros hombres en la Luna (1901), novelas que sirvieron a George Méliès para llevar a la gran pantalla Viaje a la luna, película muda de 1902.

Clint Eastwood en Space Cowboys toma como patrón la literatura clásica para contar una historia nostálgica que se diferencia de otras películas de viajes espaciales alejándose de historias que casi siempre tratan sobre la colonización de otro planeta.

El argumento, partiendo de un guión de Ken Kaufman y Howard Klausner, trata sobre una misión organizada por la NASA para reparar el satélite soviético Ikon, que está a punto de salir de orbita con la consiguiente amenaza de entrar en la atmosfera terrícola. El satélite esconde una sorpresa que los rusos ocultan desde la guerra fría, durante las tensiones de la posguerra entre Estados Unidos y Rusia cuyo origen se sitúa en 1947, y que se prolongó hasta la disolución de la Unión Soviética en 1985.  

La NASA, con los ingenieros actuales, no es capaz de mantener en órbita dicho satélite debido a su obsoleta tecnología. Por ello recurren al coronel Frank Corvin, el único capaz de comprender la tecnología, basada en uno de sus diseños. No hay tiempo y el satélite, debido a sus dimensiones, no puede ser transportado a la Tierra para ser reparado, Corvin aprovecha esta circunstancia para cumplir el sueño de toda su vida: viajar al espacio.

Después de negociar con su ex jefe Bob Gerson (James Cromwell) con el que tiene una mala relación por diferencias en el pasado, consigue reunir a su antiguo equipo, formado por los ex pilotos de aviación Jerry O’Nell (Donald Sutherland), William Hawkings (Tommy Lee Jones) y Tank Sullivan (James Garner). En colaboración con los rusos en la preparación de la misión, Gerson prepara paralelamente un plan para abortar la misión del Equipo Dedalo, pero fracasa porque la prensa hace pública la misión elevando a la condición de héroes a los veteranos pilotos que incluso son invitados al programa The Tonight Show presentado por Jay Leno.

Los actores que forman parte del reparto están bien elegidos por Eastwood, son capaces de interpretar de manera sólida a un grupo de veteranos rescatados de su retiro personal. La película centra la atención en los dos personajes principales, Frank Corvin y William Hawkings.

La vida de Frank Corvin es tranquila y feliz, disfruta jubilado junto a su esposa, sin grandes problemas aunque aún conserva intacto su carácter individualista de años atrás, cuando era intransigente en sus métodos de trabajo, al margen de cualquier organización, sin aceptar imposiciones, como por ejemplo rechazar la propuesta de la NASA que pretende formar un equipo donde Corvin sea el mentor. Otro detalle que define al personaje es la frustración que sufre cuando Armstrong se convierte en el primer astronauta en pisar la Luna, el sueño de toda su vida.

Sin embargo Hawkings no ha tenido una vida tan feliz, es viudo y antes de realizar la misión le detectan un cáncer de páncreas, por ello se convierte en el personaje que soporta toda la parte épica y dramática de la película. Donald Sutherland y James Garner tienen papeles secundarios y no lucen tanto como Eastwood y Jones.

Los personajes están construidos con influencias del western, género donde Clint Eastwood tiene una gran experiencia, poseen una personalidad concreta que les diferencia de los demás, es decir, que no sobrepasan las líneas rojas de su ideario, respetando códigos y valores educacionales para tomar decisiones cuando hay que afrontar los problemas. Esto queda demostrado cuando se complica la misión y el Equipo Dedalo, busca una solución en situaciones límite donde se están jugando la vida.

space cowboys 3

En principio Space Cowboys parece una película insignificante, pero si la analizamos minuciosamente podemos observar la diversidad géneros: conviven el cine de ciencia ficción, el cine aventuras, el drama, la comedia y el western. Sorprende la utilización de este último género: sólo Clint tiene la capacidad y experiencia necesarias para mostrar influencias del western en una película de ciencia ficción sobre un viaje espacial. Lo hace a través de los personajes, tomando como punto de partida las influencias de sus propias interpretaciones en películas como El fuera de la ley o Sin perdón, donde el personaje principal vuelve de su retiro debido a las circunstancias.

Pocos directores del séptimo arte tienen la capacidad y los medios para crear películas tomando como referencia el hedonismo en su forma de trabajar. Clint Eastwood pertenece a ese clan, teniendo en consideración que no es fácil desmarcarse de etiquetas como Harry el sucio o algunos de los personajes interpretados en cualquier western, como por ejemplo la trilogía del dólar, obra de Sergio Leone. El crecimiento en la obra de Eastwood como director es de tal magnitud que nos encontramos con películas dentro de su filmografía tan dispares como Los puentes de Madison, Sin perdón, Space Cowboys, Million Dollar Baby, Bird, Escalofrió en la noche, Banderas de nuestros padres o Ejecución inminente.   

Eastwood se caracteriza por mostrar una sensibilidad especial en algunas de sus películas y Space Cowboys no escapa de esta sensibilidad. La parte final provoca grandes emociones en el espectador concretamente cuando Tommy Lee Jones (Hawkings) emprende el camino para llegar la luna. Esta escena es comparable a otra escena de la película dirigida por Alfonso Cuaron, Gravity. George Clooney también decide emprender un viaje épico despidiéndose de Sandra Bullock (Doctora Ryan Stone). Gravity y Space Cowboys son comparables en la estructura final, ambas anticipan el verdadero final dejando el recuerdo del gran héroe de la película en la mente del espectador.

En Space Cowboys no hay pretensión por hacer una película con grandes efectos especiales o de ciencia ficción rebuscada, como en cualquier título de aventuras es un viaje en busca de nuestros sueños. Evidentemente, no es la mejor película de Clint Eastwood, pero sí que es la más sorprendente en su filmografía, nunca hubiéramos pensado que el “hombre sin nombre” o “Harry el sucio” podría hacer una película de ciencia ficción.

El existencialismo también está presente en el filme donde el espectador puede descubrir cuáles son las verdaderas razones para seguir viviendo: Clint propone recorrer el camino para alcanzar nuestros sueños. De repente alguien viene a verte y te propone participar en algo que te hace sentir vivo otra vez,  porque puedes alcanzar el sueño de toda tu vida; pero lo importante es el camino para conseguir este sueño, es el único argumento en la vida, caminar para hacer tu sueño realidad, mientras caminas hacia el objetivo sigues vivo.

Tommy Lee Jones (William Hawkings), alter ego de Eastwood, representa el sentido de la vida ya mencionado; su propósito es viajar al espacio para llegar a la luna y es capaz de morir en el intento. Aunque mantienen diferencias, Frank Corvin quiere ser William Hawkings como ocurre en la novela On the road, donde Sal Paradise admira y quiere ser como Dean Moriarty.

William Hawkings cumple el sueño de su vida, llega a la luna, donde suena Fly me to the Moon.

Escribe Marcos Sáez

space cowboys 4