Oceans’s eleven: Hagan juego (Ocean’s eleven, 2001)

  14 Mayo 2012
La consagración comercial de Soderbergh 

oceans_eleven-1Ocean’s eleven, desafortunadamente subtitulada en nuestro país como Hagan Juego, es el resultado del empeño de George Clooney, también productor, en rodearse de un puñado de colegas y emular las andanzas del Rat Pack (Sinatra, Dean Martin y compañía) versioneando La cuadrilla de los Once.

Con la presencia detrás de la cámara de un Steven Soderbergh ya consagrado en la industria norteamericana gracias a Traffic, esta nueva versión tiene en su reparto estelar su principal atractivo: a los nombres que brillan, con distinta luminosidad, de Clooney, Brad Pitt, Matt Damon, Andy García o Julia Roberts, hay que añadir la confortadora presencia de un recuperado para el cine Elliot Gould, impagable en su papel de hortera multimillonario, y del director y ocasional actor, ya entrado en años, Carl Reiner.

Con la estructura clásica en tres actos de las películas de grandes robos (a saber: presentación de los personajes, preparación del golpe y detallista ejecución), Soderbergh nos sumerge en una luminosa Las Vegas para narrar el ambicioso golpe a la caja fuerte de tres casinos realizado por los once del título.

En el “reclutamiento” de los ladrones es cuando la película alcanza su mejor momento. Con una estética setentera, Soderbergh cruza las vidas, ahora separadas, de una antigua banda.

Dinámico y atractivo, este primer tercio del filme deja paso a otro más convencional consistente en narrar como se prepara tan minucioso asalto. En esta parte, el director no arriesga ni va de farol: se limita a seguir las andanzas de su cuadrilla en diversas acciones consistentes en preparar el gran golpe. El ritmo cadencioso, y a veces algo lento del realizador de Erin Brockovich, afecta a esta parte de la película.

Por fortuna, el último tercio es narrado por Soderbergh con una exquisita minuciosidad y es donde el guión muestra los ases que ocultaba en la manga, en un juego de engaños entre los personajes que también afecta al espectador.

oceans_eleven-4

Luminosa como la ciudad de los casinos y con una brillante fotografía realizada por el propio director bajo pseudónimo, Ocean’s eleven es una entretenida película de robos al más puro estilo clásico.

Quizás la presencia tras la cámara de un realizador amante de las propuestas más arriesgadas, hace pensar que la película podría haber explotado más otros caminos que quedan algo desdibujados.

El reparto coral, donde todos deben tener su minuto de gloria, contribuye a una cierta superficialidad en el tratamiento individual de los personajes. Algunos, como el de Julia Roberts, a la sazón única fémina, existen para justificar ciertos puntos de la trama más que por méritos propios.

Por tanto, Ocean’s eleven es la consagración como director de vocación puramente comercial de Soderbergh, pero no por ello deja de ser una buena oportunidad de sumergirse en un océano de estrellas y pasar un agradable rato.

Escribe Evaristo Martínez


Crítica publicada en el nº 29 de Encadenados con motivo del estreno del film:
http://www.encadenados.org/n29/oceans_eleven.htm

oceans_eleven-2