Luna nueva (30): Hitchcock-Truffaut

  11 Abril 2016

Un encuentro pedagógico

hitchcock-truffaut-00Se ha estrenado en España el documental Hitchcock-Truffaut, dirigido por Kent Jones y Serge Toubiana. Se trata de una película sobre un libro y su génesis, El cine según Hitchcock, publicado en 1966 por Editions Robert Laffont (París) y posteriormente traducido a muchos idiomas.

Es un texto considerado clave para conocer la obra de Hitchcock, resultado de una amplia conversación entre los dos cineastas, realizada en agosto de 1962, en los estudios de la Universal, mientras Hitchcock estaba montando su película Los pájaros. François Truffaut consideraba al director inglés un creador fundamental para explicar el cine del siglo XX, lo que le llevó a solicitarle por carta un encuentro.

En ese momento, Truffaut tenía treinta años y había realizado tres filmes, después de una sólida trayectoria como crítico de la influyente revista Cahiers du Cinéma. El director británico tenía 63 años y estaba muy consolidado en Hollywood. Sus películas tenían un gran éxito comercial, sin embargo, su cine no era valorado por la crítica especializada, fundamentalmente en Estados Unidos, al considerarle un director superficial dedicado al cine de suspense. Truffaut quiso cambiar esa visión. Admiraba a Hitchcock desde que lo entrevistó junto a Claude Chabrol durante el rodaje de Atrapa a un ladrón (1955) en la Costa Azul.

Ahora, cuando se cumplen cincuenta años de la publicación de la extensa entrevista que el director de Los 400 golpes (1959) realizó al autor de Vértigo (1958), se estrena el documental que lleva por título Hitchcock-Truffaut, y que recoge cómo se desarrolló ese encuentro de ocho días en una sala de los estudios Universal en Los Angeles. Allí, los dos directores, reunidos con la única presencia de la traductora Helen Scott, y el fotógrafo Philippe Halsman, hablaron durante 50 horas, analizando con gran precisión cada una de las películas dirigidas por el director británico hasta esa fecha.

La entrevista no fue filmada, únicamente registrada en audio; Serge Toubiana, impulsor del documental y exdirector de la Cinémathèque Française, encontró en 1993 en las oficinas de Truffaut en París una caja de cartón con unas cintas, hasta entonces no clasificadas. Cuando puso una de ellas en un magnetófono, se escuchó la inconfundible voz de Hitchcock.

Kent Jones ha declarado, a propósito del documental que “no se trata de un libro o una entrevista, sino de un tratado sobre la manera de mirar". El cine según Hitchcock se publicó cuatro años después de la grabación de la entrevista, tras un largo y meticuloso trabajo de transcripción, edición y corrección. En 1983 Truffaut lo actualizó y completó incorporando la obra completa del cineasta.

El interés del documental radica en que, de manera creativa y convincente reconstruye el diálogo entre los dos cineastas. La utilización de imágenes en blanco en negro, así como de fragmentos de las películas analizadas, mientras se escuchan las voces de los protagonistas de fondo, dotan de un gran valor al filme, ya que permite descubrir matices no presentes en el libro, y también a un Hitchcock más mordaz y divertido de lo que se adivina en el texto.

La presencia en el documental, comentando la obra completa de Hitchcock de cineastas actuales muy relevantes como Martin Scorsese, Peter Bogdanovich, David Fincher, Wes Anderson, Paul Schrader, James Gray, Richard Linklater, Kiyoshi Kurosawa, Arnaud Desplechin y Olivier Assayas, aportan un valor añadido, para entender desde una perspectiva contemporánea la importancia del legado del director inglés.

hitchcock-truffaut-2

Así, Martin Scorsese reconoce que fue la llave maestra que le introdujo por primera vez en los secretos del cine. “En un momento en que un consenso general definía lo que era y lo que no era cine serio, ese libro resultó revolucionario. Nos radicalizó como cineastas”.

David Fincher, por su parte, afirma que descubrió su amor por el cine gracias a la pasión que le transmitió su padre, que le regaló el libro. Recuerda al maestro británico como el hombre que destruyó todas las reglas establecidas hasta entonces. El autor de Seven (1995), Zodiac (2007) o Perdida (2014) leyó el libro “unas 200 veces siendo niño” y comenta que le habría gustado ver una versión alternativa de Vértigo narrada desde el punto de vista del personaje de Kim Novak.

Peter Bogdanovich asegura que la publicación del libro “alteró la valoración que se tenía de Hitchcock, que empezó a ser tomado mucho más en serio y no solo como un entretenimiento ligero”.

Y Olivier Assayas comenta que “el encuentro entre ambos directores se produjo en un momento en que el cine tomó conciencia de sí mismo, cuando Truffaut afirma: El cine es un arte y nosotros somos artistas”.

Hitchcock-Truffaut debe ser valorada como una lección de cine condensada en 80 minutos de metraje. Su valor educativo, especialmente para las nuevas generaciones de jóvenes que se acercan al séptimo arte, es muy relevante. Truffaut mostró con este libro de conversaciones lo que ocurre al otro lado de la cámara, la manera en la que un creador como Hitchcock resuelve en el plató lo que consta en un guión concienzudamente elaborado; cuando la tramoya del cine era algo desconocido. El compendio de 500 preguntas que el director francés preparó para Hitchcock abordó todo tipo de cuestiones técnicas, estéticas o morales, también algunas curiosas como el significado del vaso de leche en Sospecha (1941) o las investigaciones del FBI durante el rodaje de Encadenados (1946).

El documental refuerza lo que el libro transmite, la pasión por el cine; la emoción y la admiración desde la que Truffaut se acerca a Hitchcock; la humildad desde la que un profesional analiza la obra de un maestro. Su vigencia demuestra que el cine, es fundamentalmente emoción, pasión, en definitiva el arte de contar historias, que ha hecho soñar a generaciones durante más de un siglo.

Con ilusión y emoción guardo un ejemplar de la primera edición francesa de Le Cinema selon Hitchcock, en cuya portada y contraportada se reproduce la secuencia de imágenes de Psicosis (1960) que narra el asesinato de Marion Crane (Janet Leigh) en la ducha del motel; y con docenas de fotogramas en blanco y negro a lo largo de sus 260 páginas que ilustran el diálogo entre estos dos cineastas, enamorados de su profesión.

Excelente libro de aprendizaje; magnífico documental de gran valor pedagógico.

Escribe Juan de Pablos Pons

hitchcock-truffaut-1


Más artículos...