Luna nueva (31): Tarzán y su presencia en el cine

  25 Julio 2016

A propósito de La leyenda de Tarzán

tarzan-3Se estrena ahora en España La leyenda de Tarzán (2016), una nueva versión cinematográfica basada en el personaje literario creado por  Edgar Rice Burroughs, protagonista de una serie de novelas, siendo el primer título Tarzán de los monos, obra  publicada por entregas, en 1912, en la revista All Story Magazine.

La historia se inicia en 1888, John Clayton, Lord Greystoke, recibe el encargo de la corona británica de visitar Freetown en Sierra Leona, para tratar de resolver un conflicto entre las autoridades coloniales y los nativos. Clayton  viaja con su esposa embarazada, Alice, para compartir el nacimiento de su hijo. Tras la muerte violenta de sus padres, el niño queda abandonado en la selva y es adoptado por un grupo de grandes simios. Con el transcurrir del tiempo se convierte en un guerrero poderoso, dominador de un entorno hostil.

La presencia de Tarzán en el cine se concreta pronto. En 1918 se realiza la primera adaptación, todavía en el periodo del cine mudo. Fue dirigida por Scott Sidney y protagonizada por Elmo Lincoln. Su éxito popular propicia que se rueden rápidamente más películas dedicadas a este personaje literario. Sus intérpretes, en muchos casos procedentes del mundo del deporte, se suceden: Dempsey Tebler (1920-21), Gene Polar (1920), James Pierce (1927) o Frank Merrill (1928-29).

Ya en el periodo sonoro, el Tarzán más popular fue Johnny Weissmüller, campeón olímpico de natación, que desde 1932 y hasta 1948 rodó doce filmes interpretando a este personaje. Maureen O'Sullivan fue su compañera habitual en el rol de Jane.

La franquicia se mantuvo con sucesivas producciones y con numerosos actores en el papel del hombre mono. Algunos de los más populares fueron Lex Barker, desde 1949 hasta 1953 y Gordon Scott (1955-1960). En la década de los años sesenta tuvo gran éxito una serie de televisión protagonizada por Ron Ely (1966-68).

También hubo un Tarzán español, el soriano José Luis Ayestarán (Richard Yesteran), campeón culturista, que protagonizó Tarzán y el misterio de la jungla (1973) y Tarzán y el tesoro Kawana (1975). David Carpenter, nombre artístico del tinerfeño Domingo Cosedio Hernández, lo encarnó en Tarzán en las minas del rey Salomón (1974).

En la década de los ochenta, Christopher Lambert interpretó al personaje creado por Edgar Rice Burroughs en Greystoke, la leyenda de Tarzán (1984), posiblemente la versión más fiel al original literario, que logró un considerable éxito.

El interés cinematográfico por este clásico de aventuras decae progresivamente y aunque se siguió haciendo uso del personaje, no cabe reseñar ninguna aportación significativa hasta Tarzán y la ciudad  perdida (1999) filme protagonizado por Casper Van Dien. En el mismo año se estrenó el clásico de Disney Tarzán (1999) en versión animada.

En síntesis, se han realizado hasta la actualidad 52 películas autorizadas y 7 series de televisión sobre el rey de la selva, sin embargo el número de filmes basados en este personaje es mucho más amplio.  

tarzan-1

Ahora se estrena una nueva versión. David Yates, quien dirigió los últimos dos filmes de la saga Harry Potter, ha realizado esta nueva entrega. Alexander Skarsgård interpreta al hombre mono y Margot Robbie a su compañera, Jane. También forman parte del elenco Christoph Waltz, como el malvado capitán Rom, y Samuel L. Jackson, como el historiador George Washington Williams.

Esta última versión de este clásico de aventuras, se presenta actualizando su discurso, haciendo hincapié en un mensaje anticolonialista, retratando los excesos de los europeos en África durante el siglo XIX.

La historia comienza con un Tarzán ya adulto, casado con Jane y viviendo en Inglaterra como Lord Greystoke, el cual recibe una invitación del rey Leopoldo de Bélgica, para visitar el Congo y conocer el trabajo de los colonos belgas en ese territorio. George Washington Williams, un historiador y veterano de la guerra civil americana, le convence para que pueda ver con sus propios ojos lo que pasa realmente con los nativos.

La película se apoya en un gran presupuesto que propone escenarios exóticos, la incorporación de espectaculares efectos digitales y mucha acción. La fotografía realizada por Henry Braham es uno de los atractivos de esta cinta, con una selva oscura y amenazante, casi siempre lluviosa, dominada por tonos verdes y grises.

El nuevo Tarzán cinematográfico supone una revisión de algunos conceptos presentes en la obra literaria de Edgar Rice Burroughs, vinculada a una época muy diferente. Hace un siglo el colonialismo, el descubrimiento del continente africano, la novedad de las fieras salvajes eran elementos llamativos.

Esta película, rodada en el siglo XXI, busca dar a conocer al personaje a partir de claves actuales. El rechazo del colonialismo, la esclavitud,  que en buena medida propiciaron el dominio económico y político de algunas naciones, y que en algunos casos todavía se mantiene; una visión ecologista sobre el papel de la naturaleza y el rechazo a los explotadores de hombres y de las riquezas naturales, son algunos de los elementos ‘renovadores’ de la franquicia de Tarzán, aunque estos elementos quedan en un segundo plano, ya que en la película se impone el espectáculo audiovisual y el culto al cuerpo.

Escribe Juan de Pablos Pons

tarzan-2


Más artículos...