La literatura western y su influencia en el cine

  29 Diciembre 2019

Héroes de una mitología contemporánea

shane-schaeferEl western, el género más genuino en el desarrollo del cine como espectáculo de masas, se ha apoyado muy a menudo en narraciones y novelas de grandes escritores, de tal manera que, en las diferentes listas de las mejores películas del oeste de todos los tiempos, los títulos incluidos habitualmente en ellas están basados en relatos literarios de reconocidos escritores especializados en este género: encuadrado en el siglo XIX y que narra la expansión de los Estados Unidos de América hacia el far West (el lejano oeste) por parte de los colonizadores.

Este tipo de literatura caracterizada como popular ha tenido un gran desarrollo, especialmente en los Estados Unidos, donde encontramos a novelistas de gran calidad como James Fenimore Cooper, Owen Wister, Mark Twain, Louis L’Amour, Larry McMurtry, Oackley Hall, Zane Grey, Stephen Crane, Bart Cassidy, T. T. Flynn, Thomas Thompson, Edward Abbey, Cormac McCarthy, Jack Schaefer, Vardis Fisher, A. B. Guthrie, Elmore Leonard o Forrest Carter.

Este género también ha tenido excelentes escritoras como Linda Howard, Leigh Greengood, Elizabeth Lowell, Sara Donati, Rebecca Brandewyne, Jill Marie Landis, Johanna Lindsay, Sarah McCarty, Jo Goodman, Carolyn Davidson o Dorothy M. Johnson.

En el caso de España, resulta llamativo cómo este tipo de literatura popular tuvo una gran difusión durante la primera parte del siglo XX, con autores norteamericanos muy conocidos como Zane Grey o Karl May, y españoles como Marcial Lafuente Estefanía, José Mallorquí —creador de El Coyote— y Francisco González Ledesma —que escribía bajo el seudónimo de Silver Kane—.

Sin embargo, a partir de los años setenta este tipo de literatura empezó a decaer, de manera que salvo ediciones muy modestas de algunos autores españoles, casi llegó a desaparecer de nuestras librerías. A partir de entonces, las ediciones de novelas de calidad sobre el género western en España han sido esporádicas.

En los últimos años podemos citar algunas excepciones, como la publicación de Warlock de Oakley Hall (Galaxia Gutenberg, 2012), novela en la que se basó la película El hombre de las pistolas de oro (1959), dirigida por Edward Dmytryk y protagonizada por Henry Fonda, Richard Widmark, Anthony Quinn y Dorothy Malone.

Más recientemente se ha publicado por primera vez en España Johnny Guitar (Reino de Cordelia, 2018), con un excelente prólogo de Antonio Lafarque; novela escrita por Roy Chanstor en 1953 y que fue llevada al cine por Nicholas Ray en 1954, protagonizada por Joan Crawford y  ‎Sterling Hayden.

En el año 2011, la Editorial Valdemar inició con su colección Frontera, un interesante proyecto que perseguía recuperar la literatura western de calidad en España, apoyándose en los autores más reconocidos y galardonados. Gracias a esta iniciativa hemos podido acceder con regularidad a los relatos y novelas que han dado pie a las mejores películas del western. A continuación citamos algunos de los títulos más destacados presentes en dicha colección.

johnny-guitar-chanslorCentauros del desierto (The Searchers, 1956), dirigida por John Ford, está considerada por muchos críticos y aficionados como la mejor película del oeste de todos los tiempos. Está basada en una novela de Alan Le May (Valdemar/Frontera, 2013), sin duda su mejor obra, que fue publicada originalmente en el año 1954. El rapto de unas mujeres blancas por una partida comanche y su rescate por colonos, es un referente frecuente en la literatura western, pero en este caso, la novela, y también la película de John Ford, dotan a la historia y sus personajes de una profundidad y tensión, en la que se recrea la lucha fronteriza por el territorio, los dramas humanos y la capacidad para llegar hasta el límite para conseguir los propósitos que mueven a los protagonistas. En esta película hace una gran interpretación John Wayne, posiblemente la mejor de su prolífica carrera.

El papel de la caballería del ejército americano es esencial en la literatura western y sus adaptaciones cinematográficas. Aquí cabe citar las cinco historias escritas por James Warner Bellah, en las que se basó John Ford para realizar su famosa trilogía sobre la caballería. Hablamos de Fort Apache (1948), La legión invencible (1949) y Río Grande (1950). Estos relatos han sido recogidos en el volumen Un tronar de tambores y otras historias de la caballería americana (Valdemar/Frontera, 2012).

Otro de los títulos emblemáticos del cine del oeste es Shane, película que en España se tituló Raíces profundas (1953), fue dirigida por George Stevens y protagonizada por Alan Ladd, Van Heflin y Jean Arthur; se basó en la novela corta del mismo título escrita por Jack Schaefer (Valdemar/Frontera, 2015). Considerada una de las mejores narraciones del oeste, propone una historia en la que un misterioso jinete ayuda a unos  humildes granjeros a defenderse de sus poderosos vecinos que quieren echarlos de sus tierras.

Dorothy M. Johnson, preferentemente autora de relatos cortos, ha aportado las historias que han dado lugar a algunas de las mejores películas del oeste como: El hombre que mató a Liberty balance (John Ford 1962), Un hombre llamado Caballo (Elliot Silverstein 1970) o El árbol del ahorcado (Delmer Daves 1959). La editorial Valdemar ha recogido sus principales relatos en los títulos Indian Country (2011) con el que abrió la colección Frontera, y El árbol del ahorcado y otros relatos de la frontera (2013).

Como señala Alfredo Lara en la presentación del primer título de la colección, el género western nació literariamente en 1823, cuando Fenimore Cooper publicó The Pioneers y poco tiempo después El último mohicano (1827). Con ellos abrió un universo literario, a caballo entre los hechos históricos y la ficción sobre la conquista del lejano oeste y la vida en la frontera. De estas fuentes bebió el cine en sus inicios, a finales del siglo XIX, cuando esas historias de vaqueros, indios y colonos, todavía se producían.

La literatura western y el cine convirtieron un periodo concreto de la historia de los Estados Unidos en un ámbito de ficción donde los relatos, leyendas y algunos personajes fueron transformados en héroes de una mitología contemporánea.

Escribe Juan de Pablos Pons

dorothy-m-johson books valdemar