Editorial noviembre 2018

  30 Noviembre 2018

Conmemoración

20-encadenados-3En este mes de noviembre de 2018 se cumplen veinte años del inicio de nuestra revista digital. Un largo paréntesis separó la revista de cine Encadenados en papel de www.encadenados.org.

La primera surgió como un maravilloso complemento del Cine-Club COUL de la Universidad Laboral de Cheste (Valencia). Una revista primero lanzada con métodos rudimentarios, a través de folios preparados con máquinas de escribir, en ciclostil,  luego pasó a editarse en offset y, finalmente, llegó a la edición en imprenta. Los autores sobre todo eran alumnos y profesores del centro, que desde hacía años acudían no sólo a las sesiones de cineclub, sino también a las clases que allí impartía de cine y, además, realizaban películas en súper 8.

Era divertido y cansado, al tiempo, cuando las hojas en ciclostil se ordenaban, se grapaban, se preparaban para ser entregadas. Días festivos, en mi casa, llevábamos a cabo esa labor algunos alumnos chestanos ayudados por mi mujer y mis hijos.

La revista en papel primero se denominó Boletín del Cine-Club COUL de Cheste; luego, una vez concedida la correspondiente autorización, en el número 8 pasó a llamarse Encadenados. El primer número lo sacamos en 1980, el último de esta etapa al terminar el curso 1986-1987, fue un especial dedicado al cine de terror. En total editamos 28 números. La revista llegó a ser muy apreciada. Se repartía en el centro y se enviaba a gente relacionada con el cine (desde críticos hasta realizadores). Editábamos 1.000 ejemplares. No nos sobraba ninguno. Hoy son piezas de coleccionista.

En el curso 1986-87 pasé a los recién creados CEP (Centros de Profesores) donde, aparte de dar clases a los profesores sobre temas audiovisuales, y de forma específica de cine, preparamos una serie de vídeos educativos. En ese momento, desgraciadamente, desaparece la revista y el cine-club deja de funcionar.

En mi paso por el CEP trabajé, junto a otros compañeros, parea poner en marcha un programa audiovisual a nivel de Comunidad Valenciana al tiempo que llevamos a cabo ciclos de cine para escolares en la Filmoteca Valenciana. Fueron muchos cursos, hasta el 2005-2006 en  el que decidí marchar, se habían producido una serie de cambios en nuestra comunidad y, por desgracia, poco positivos.

Los CEP cambiaron su nombre a CEFIRE y los profesores que allí estábamos nos vimos transformados en meros burócratas encargados de rellenar papeles y de contratar cursos ajenos. Las sesiones de cine para escolares fueron sujetas a censuras («Cuidado con las películas que ponéis») y hasta en el trabajo se sentía la presión de unos recién llegados, bastante desconocedores del puesto, pero, más o menos, eficaces en su misión, digamos, de comisarios políticos.

En el nuevo centro donde pasé a dar clases tuvo lugar un encuentro casual. Y es que, como decía Billy Wilder, hay que estar en el momento preciso en el lugar adecuado. Una mañana estando de guardia (1), y sin nada que hacer, ya que no se había producido ninguna incidencia, charlé con un vendedor de editorial Planeta que esperaba, en la sala de profesores, la hora del recreo para poder ofrecer al profesorado las ofertas que traía. Una de ellas era una colección de CDs del National Geografic junto a un reproductor de CD. Caí en la tentación y compré aquel lote: fue mi primer reproductor de CD.

Pero hubo más, le hablé de lo que había hecho en el mundo de la imagen. Me dijo tenía una página variada en Internet sobre diferentes temas. Le gustaría incorporar el cine. Quizá yo podría hacerlo. Pensé, enseguida, en la antigua revista de cine, en el viejo ENCADENADOS perdido hacía unos once años. Podría… pero tenía que hacer una consulta y saber si estaban interesados una serie de profesores y profesoras que habían colaborado conmigo, así como antiguos compañeros de la revista Cinestudio y, por supuesto, antiguos y aventajados alumnos de cine, que había tenido en el cineclub de la laboral de Cheste.

No sé si somos la revista de cine más antigua de la red, pero si, sin duda, de las más antiguas. En aquel momento inicial, en aquel paso del papel a la red, nos dábamos por satisfechos con tener unas 1.000 visitas mensuales. Hoy tripilicamos ampliamente ese número… cada día.

La revista digital ha pasado por diversas etapas. A todos los monográficos se puede acceder desde la sección Retorno al pasado. Y a toda la última etapa (desde diciembre 2007 hasta ahora se puede llegar (título, director…) desde el buscador que se encuentra en la parte superior de la portada.

20-encadenados-2

Hemos pasado por diferentes etapas. La primera lleva desde el inicio hasta nuestra independencia de la revista, más general, que nos albergaba. Será en febrero de 2001 cuando demos ese pase. El Rashomon, el estudio por parte de la mayoría de los colaboradores de un tema o película o director, que en ese momento afrontamos es el de El camino a casa, como una forma simbólica de querer encontrar nuestro lugar, nuestra casa.

Otra nueva etapa con un nuevo diseño nos llevará desde ese Rashomon, marcado como el número 18 de finales del 2003, hasta el marcado como el estudio de los superhéroes. El especial dedicado a Truffaut de principios de 2006, supuso un parón en la revista (no era el primero cuando cumplimos diez años tuvimos algunos problemas que paralizaron la revista un corto espacio de tiempo) de casi un año. Vuelve a ponerse en marcha, con nuevo diseño, a finales de 2007 con el Rashomon dedicado a Million Dolar Baby de Clint Eastwood. Desde ese momento hasta hoy Encadenados ha funcionado de forma regular, sólo teniendo que respirar, en pequeños espacios temporales, ante la existencia de pequeños problemas técnicos.

Hoy seguimos adelante. En la revista siguen estando varios de los que la iniciamos. En estos años ha habido nuevas incorporaciones, algunos siguen con nosotros, otros han pasado a otros oficios. A todos, incluso a los que ahora ignoran sus orígenes críticos, les recordamos con cariño y les agradecemos que nos acompañaran en esta aventura que comenzó allá en un cineclub de un centro educativo, en realidad un macrocentro que llegó a tener 5.000 alumnos y donde la actividad cinematográfica fue grande. Seis personas de entonces forman hoy parte de nuestro consejo de redacción. Son, por tanto, los que han estado en toda la historia de Encadenados.

No se puede olvidar la dedicación de nuestro informático, que mima la revista desde nuestra independencia.

He optado por no dar ningún nombres. A todos ellos los que la hicieron posible, los que hoy siguen con nosotros, los antiguos y los recién llegados, es preciso agradecerles, y mucho, su entusiasmo y su dedicación. Nuestra redacción está en Valencia, pero tenemos colaboradores en diversas ciudades no sólo de España, también de Europa y América.

Ellos son los artífices de la revista, los que han hecho el milagro de llegar aquí, veinte años después. Gracias a los amigos, a los que nos apoyan y a los que nos ignoran. Intentaremos seguir dando lo mejor para todos nuestros lectores.

20-encadenados-1

Hoy, cuando preparo estas líneas, me llega la triste noticia del fallecimiento de un director venerado, Bernardo Bertolucci. Un cine, el suyo, comprometido como comprometida era en su vida personal. Ahí están, como recuerdo a su memoria, muchas excelentes películas que realizó: El conformista, Novecento, La luna, La estrategia de la araña, El último emperador, Soñadores, El último tango en Paris

Nuestro pequeño homenaje a su gran figura, en este nuestro veinte aniversario de existencia, se encuentra en el Rashomon que le dedicamos en su momento, a las puertas de nuestro décimo aniversario: Bernardo Bertolucci, nº 56, septiembre de 2008.

Con su muerte se cierra toda una etapa de entender y comprender el cine. Sobre todo el representado por la cinematografía Italia hoy en total declive, y donde sólo algunos títulos, nos llevan a recordar su antiguo esplendor.

Sus películas, como nuestra revista, por fortuna, siguen vivas.

Escribe Adolfo Bellido López 


(1) En los centros educativos tal nombre, estar de guardia, infiere que el profesor, durante ese hora, está al tanto de lo que ocurra en el centro: ocupar el puesto del profesor que ha faltado, vigilar o dar trabajo al alumno que haya sido expulsado de una clase, estar al tanto de cualquier incidencia que tenga lugar… 

bertolucci-1