El arte del montaje (de Walter Murch y Michael Ondaatje)

  22 Mayo 2017

El libro de cabecera del montaje

el_arte_del_montaje1. Plano General.

Walter Murch no sólo es un extraordinario montador de imágenes y sonidos, sino que con el tiempo se ha revelado también como un generoso profesional capaz de compartir sus conocimientos con todos los que se acercan a él, ansiosos por indagar en el fascinante mundo de la edición, ya sea a la antigua usanza o con procedimientos digitales.

En el número 44 de Encadenados (1), ya comentábamos su anterior libro, En el momento del parpadeo, una relectura de su trayectoria profesional surgida como una conferencia y transformada (merced a esa generosidad de la que hablábamos) en el que hasta ahora podía considerarse el libro de cabecera de los cinéfilos interesados en las técnicas de montaje. De hecho, el comentario publicado en el verano de 2004 acababa con estas palabras: “En una sola frase: el mejor libro sobre el montaje que este cronista ha tenido oportunidad de leer jamás. No se lo pierdan”.

Y si digo “hasta ahora” es porque aquella afirmación ha quedado anticuada y En el momento del parpadeo ya tiene sustituto: El arte del montaje, subtitulado significativamente Una conversación entre Walter Murch y Michael Ondaatje.

2. Travelling en avance.

Murch se inició en el cine en 1969, con Llueve sobre mi corazón de Francis Ford Coppola. Miembro de la generación que levantó comercialmente el cine norteamericano en los años 70 y logró devolver el público a las salas, ha compartido aula de estudios y créditos con la mayoría de los cineastas de esa época: Francis Coppola, George Lucas, Philip Kaufman... y con otros a los que ha permanecido fiel siempre que le ha sido posible: Jerry Zucker, Anthony Minghella...

Su incansable afán experimentador le ha llevado incluso a dirigir una secuela siempre considerada imposible (Oz, un mundo fantástico, continuación realizada en 1985 de El mago de Oz), remontar un gran clásico indiscutible pero siguiendo las instrucciones escritas por el director ya fallecido (en 1998 restauró Sed de mal según el memorándum escrito en 1959 por Orson Welles), y, más difícil todavía, en 2003 fue capaz de sincronizar la primera película sonora de Thomas Edison y William Dickson (titulada precisamente Dickson experimental sound film, y rodada ¡¡en 1894!!).

Todo ello da una idea de el espíritu inquieto de un montador que cuenta en su filmografía con títulos como THX 1138, El padrino, American graffiti, La conversación, El padrino II, Julia, Apocalypse now, Elegidos para la gloria, La insoportable levedad del ser, Ghost, El padrino III, El primer caballero, El paciente inglés, El talento de Mr. Ripley, Cold mountain, Jarhead o la última de Coppola, Youth without youth.

Para que toda esa inquietud se volcara hacia el terreno didáctico sólo hacía falta que tropezara con alguien capaz de canalizar sus reflexiones y catapultar sus enseñanzas para que los demás pudieran disfrutar de ellas. Y entonces apareció Michael Ondaatje.

murch_apocalypse.jpg

3. Plano medio.

En 1996, Anthony Minghella rodó su obra más aclamada: El paciente inglés, basada en una novela de Michael Ondaatje. Este filme, que ganó multitud de premios, entre ellos el Oscar para Walter Murch, supuso también el encuentro de dos mentes creativas de primer orden.

Fruto de ese encuentro, que se ha prolongado en el tiempo, llega ahora en castellano este libro, editado inicialmente en el año  2002 por Michael Ondaatje a partir de las distintas conversaciones mantenidas con Walter Murch mientras éste trabajaba en algunos de sus proyectos más ambiciosos: nuevo montaje para Apocalypse now redux, nuevo montaje de Sed de mal, sincronización de Dickson experimental sound film...

Asistir a un proceso creativo en primera línea y fomentar algunas reflexiones sobre el mismo es lo que ha hecho Ondaatje. Por su parte, Murch ha ido explicando su forma de trabajar, ofreciendo soluciones concretas a problemas puntuales. Y esto es precisamente lo que se muestra en El arte del montaje.

murch_montando.jpg

4. Contraplano.

Pero no es sólo lo que se dice lo que importa. En este libro dedicado al montaje, a veces es incluso más importante cómo se dice.

Estamos ante un trabajo que es un ejercicio de montaje, donde las palabras (escritas) y las imágenes (fotos) se ordenan de mil y una forma distintas, según el capítulo, buscando no sólo informar (transmitir datos), sino también impactar al lector, emocionarle, sugerirle nuevas propuestas, abrirle los ojos sobre nuevas formas de contar una historia... en este caso, a través de un libro. Es un ejemplo perfecto del trabajo que hace Murch: ajustar la relación entre imágenes y sonidos para lograr que el producto final funcione a la perfección.

5. Panorámica de acompañamiento.

murch_3.jpgCuatro conversaciones mantenidas a lo largo de cuatro proyectos. Conversaciones distribuidas a lo largo de varios encuentros. Todas ellas con frases que tendrían perfecta cabida en cualquier clase magistral sobre el montaje. Ese es el cuerpo central del libro.

Pero hay más.

En cada capítulo se incluye además una carta de algún colaborador de Walter Murch, hablando de algunos de los trabajos que han compartido: Coppola recuerda los problemas para montar Llueve sobre mi corazón con un equipo técnico alemán del cual no sabían ni leer las instrucciones; Minghella analiza la forma en que mezcla la música para crear estados de sugestión en sus distintas películas juntos...

Una guinda a este hermoso documento que, curiosamente, recuerda a otro experimento realizado aquí en España: el libro Basilio Martín Patino, un soplo de libertad, escrito por Adolfo Bellido, editado por la Filmoteca de la Generalitat Valenciana en 1996 y en cuyo interior también aparecen distintos colaboradores de Patino con cartas en las que explican los más diversos aspectos de su vida.

6. Títulos de crédito.

ondaatje-1.jpgSi hubiera que buscar un referente para esta larga conversación entre Murch y Ondaatje, porque en el fondo el libro contiene conversaciones adornadas con fotos y otros textos, ese sería sin duda el mítico libro de François Truffaut El cine según Hitchcock. Uno y otro dan un repaso a la obra de un maestro, llamando la atención sobre detalles que pueden pasar desapercibidos y, sin pretenderlo, creando un manual del cineasta.

Para este cronista, pasa a ser el libro de cabecera en cuanto al montaje, ocupando un lugar de honor en una breve lista en la que también hay un libro imprescindible sobre la dirección (precisamente El cine según Hitchcock), otro sobre la fotografia (Días de una cámara, de Néstor Almendros) y un último título sobre el guión (Las aventuras de un guionista en Hollywood, de William Goldman).

Como puede comprobarse, todos ellos son libros aparentemente sencillos, ligeros, alejados de los grandes planteamientos teóricos... pero es que hay mucha más sabiduría en los comentarios de profesionales generosos a los que no les importa compartir sus conocimientos con los lectores, que en esos insoportables tratados teóricos escritos por ilustres profesores que jamás han descendido a la arena, a enfrentarse con la realidad del espectáculo, y siempre han visto los toros desde la grada.

Escribe Mr. Kaplan 


NOTAS

(1) http://www.encadenados.org/n44/044winterbottom/13farenheit.htm

 Título  El arte del montaje
 (una conversación entre Walter Murch y Michael Ondaatje)
 Título original  The conversations:
 Walter Murch and the art of editing film
 Autores  Michael Ondaatje y Walter Murch
 Editorial  Plot Ediciones, S.L.
 Lugar y fecha  Madrid, 2007
 ISBN  84-86702-74-7    
 978-84-86702-74-8
 Nº páginas  383 (ilustrado)
 Precio  25 euros