Profondo rock: Claudio Simonetti (de Gabrielle Lucantonio)

  10 Agosto 2009
Profondo rock: Claudio Simonetti
Título: Profondo rock: Claudio Simonetti
Subtítulo: Entre el cine y la música, de Profondo rosso a La terza madre
Autora: Gabrielle Lucantonio
1º edición: Italia, 2007
Edición España: Saimel ediciones
Fecha: Valencia, julio 2009
ISBN:   978-84-613-3529-9
Nº páginas: 184
Precio: 10 euros

 

 

Una revisión urgente
Escribe Mr. Kaplan

Claudio SimonettiEditado inicialmente en Italia en 2007 y presentado en español en el V Festival internacional de música de cine Ciudad de Úbeda, a mediados de julio de 2009, este trabajo de Gabrielle Lucantonio posee un valor difícil de encontrar en un libro de cine: logra contagiar su espíritu al lector, le anima a revisar la obra de Dario Argento y la utilización que hace de la música de Claudio Simonetti, lo que no es poco en los tiempos que corren.

Lucantonio, francesa de nacimiento pero afincada en Italia, es una firma habitual de las revistas, libros y webs que estudian las bandas sonoras, sobre todo italianas, y el cine de terror en general. En su currículum se incluyen varios trabajos que han servido de base al libro actual, entre ellos un estudio de la obra de Argento.

Para su acercamiento a Simonetti ha puesto, y nunca mejor dicho, toda la carne en el asador: multitud de entrevistas (en persona o por e-mail), búsqueda incansable de documentos, fotos de distinta procedencia, carátulas de los LPs y CDs con los listados de temas... y todo ello presentado de forma cronológica, rigurosa y, más difícil todavía, amena.

Gabrielle Lucantonio y Claudio Simonetti

Destellos en la oscuridad

Tras un breve y atractivo prólogo de Dario Argento, en el que repasa sus dos encuentros iniciales con Claudio para trabajar juntos (siempre a oscuras, siempre en una casa nueva que todavía no es un hogar: el destino tiene esos caprichos), Gabrielle ordena la vida del autor de Rojo oscuro (Profondo rosso) en veinte capítulos, todos ellos con abundantes citas textuales de Claudio y los demás implicados en cada época, siempre precedidos por una cita de algún crítico o personaje de prestigio, que sitúa el contexto en el que se mueve el resto del capítulo.

Profondo rosso (Rojo oscuro)Con una minuciosidad que resulta en ocasiones agotadora para este cronista (Gabrielle es capaz de aportar sistemáticamente no sólo la fecha de nacimiento, sino también el ascendente astrológico de cada colaborador de Simonetti), repasa su infancia en Brasil, su juventud ya en Italia, sus primeros escarceos con los grupos de rock progresivo, su estancia en Inglaterra (grabando y durmiendo en el suelo del estudio de Emerson, Lake & Palmer, sus ídolos de entonces), la creación del grupo Goblin y su llegada al cine de la mano de Dario Argento, con Rojo oscuro, una obra que se convirtió en el LP más vendido de la historia en Italia, con más de tres millones de copias...

Lucantonio escarba a fondo en la primera banda sonora de Goblin y Simonetti, y luego, el modelo aplicado a su primer filme lo aplica minuciosamente en el resto de bandas sonoras analizadas en el libro: primero analiza cómo está utilizada la música en la película; luego revisa con lupa la correspondiente banda sonora, incluida la portada y los distintos temas; después incluye algunas declaraciones del compositor, del director o de algún colaborador en el título; y, finalmente, Gabrielle extrae sus propias conclusiones: en el caso de Rojo oscuro la autora no puede ser más optimista: gracias al binomio Argento - Simonetti nace una nueva forma de usar la música en el cine:

"Desde Profondo rosso aplica la música para imprimir un curso más envolvente a las secuencias que de por sí ya están dotadas de un montaje nervioso, para después enmudecer repentinamente y hacer caer una situación crucial en un silencio inquietante, que se verá roto sólo por la violenta aparición del maníaco, la banda sonora explotará después con un volumen elevado para celebrar la masacre de las víctimas".

Tras tantos elogios para la primera obra había que enfrentarse a la segunda, que siempre es la más difícil. Quizá para avalar que Suspiria está considerada por Simonetti como su obra maestra, la autora comienza su capítulo correspondiente con una cita de cierto empaque, debida a John Carpenter: "En toda la historia del cine, Suspiria es el mejor film de terror que se ha realizado".

Y luego se lanza a hablar de las brujas (de hecho, es el primer título de la trilogía de Argento sobre las madres malditas, completada años después con Inferno y La terza madre), de la creación de ambientes, del éxito de la nueva banda sonora y de su influencia posterior en el cine fantástico... y para subrayar esta influencia, finaliza con una nueva cita de Carpenter en la que reconoce haber copiado la música de Simonetti a la hora de componer la banda sonora de Vampiros. Palabras mayores.

Juan Francisco Álvarez, Gabrielle Lucantonio, Juan Ángel Saiz y Ángela Saiz

El secreto de la eterna juventud

Incansable en su recopilación y exposición de datos, Lucantonio mantiene el esquema en cada capítulo, que a su vez asocia a las distintas épocas de Simonetti, pasando por la separación de Goblin, la música disco italiana de los años ochenta (época en la que Claudio fue productor, compositor, arreglador y músico de Banana Records y otros sellos de su propiedad), su regreso al cine de Argento (Tenebre, Phenomena, Opera), su colaboración con otros géneros italianos (la comedia erótica, la fantasía, la acción), su asociación con Ruggero Deodato (con el que comparte bandas sonoras con distintos grupos de heavy metal), su paso por distintos programas de televisión en directo (donde dirige la orquesta en shows diarios), su nueva reunión con Goblin, sus dos matrimonios (finalizados con sendos divorcios), su definitiva separación de Goblin y su no menos definitiva adscripción al género de terror, etiqueta a la que contribuyen no sólo sus partituras (incluida su exitosa participación en la serie norteamericana Masters of horror, donde los dos episodios de Argento-Simonetti se encuentran entre lo más destacado por la crítica y lo más vendido en DVD), sino también sus conciertos con su nuevo grupo: Daemonia.

'Jennifer' el primer gran éxito de Simonetti-Argento en la serie 'Masters or horror'

Para postre, la edición española del libro incluye material extra, ampliando la información sobre La terza madre (película de 2007 con la que concluye la edición italiana), y añadiendo información sobre el primer filme dirigido por Simonetti (The dirt, un corto realizado junto a su hermana Simona), y sobre su nuevo grupo recién creado: Claudio Simonetti Band.

Completan el exhaustivo trabajo una completa filmografía, una detallada discografía (con las referencias de las distintas ediciones en vinilo y CD), una amplia colección de fotos y un cuestionario final muy ilustrativo, en el que Claudio confiesa sus mayores amores y temores: ser padre, no saber ser fiel como marido y su deseo de tener una muerte dulce... mientras practica sexo. Un libro apasionante y apasionado que logra enganchar a todo aquél que comienza a leerlo.

La mesa de presentación del libro en el V Festival de música de cine Ciudad de Úbeda

Pero, aunque, sin embargo...

Lo más curioso es que no es fácil comenzar a leer este libro. No tiene una distribución muy amplia, por lo que es improbable encontrarlo casualmente. Además, su portada es poco atractiva y su apresurada edición en castellano ha dejado algunos flecos pendientes de resolver en una próxima edición: ciertos textos no están revisados, la maquetación no resulta muy atractiva y las fotos pierden en ocasiones su fuerza al estar incrustadas en un texto algo monótono en su presentación.

Sabemos por el propio editor (Juan Ángel Saiz, del incombustible sello valenciano Saimel, el mayor editor de bandas sonoras en nuestro país) que en parte estas carencias se deben a la premura con la que se ha editado el libro de cara a su presentación en Úbeda (el propio Juan ha ejercido de traductor, diseñador, maquetador y transportista hasta el festival). Por ello resulta menos comprensible el poco reconocimiento que se prestó a este trabajo en el festival español que presume (con razón) de ser el más importante en el mundo de la música de cine: sólo una mesa redonda en la que no participó el editor, la autora apenas pudo pronunciar palabra y Simonetti pudo mostrar su indudable encanto... cuando los tres presentadores de la función se animaron a cederle la palabra.

Suspiria Claudio Simonetti y Dario Argento

Flaco favor para un libro que no debe pasar desapercibido a cualquier amante de la música de cine, aunque hasta ahora no haya sido un admirador incondicional de Dario Argento o Claudio Simonetti. Se edita muy poco en nuestro país como para no mimar los pocos libros sobre bandas sonoras que merecen la pena.

Es difícil desde la postura de este cronista explicar al posible lector por qué debe leer este libro. Estas apresuradas notas quizá no sean suficiente. Pero probar cuesta muy poco (apenas diez euros) y si os animáis a la lectura quizá os suceda lo que a este lector: ahora anda a la búsqueda y captura de las películas de ambos autores, para someterlas a una urgente revisión.

Ya lo decíamos al inicio: con este documentado y apasionado libro, Gabrielle Lucantonio logra contagiar al lector y animarle a revisar su valoración de Simonetti como músico y Argento como director. ¿Se puede pedir más?

'Suspiria', la obra maestra de la colaboración Simonetti-Argento