Psicópatas en serie (de Jordi Batet y Rafael Dalmau)

  11 Mayo 2009
Psicópatas en serie
Título: Psicópatas en serie
Subtítulo: Las 50 mentes más perturbadas del cine
Autores: Jordi Batet y Rafael Dalmau
Editorial: Edicions Raima, Barcelona
Colección: Cine x cine
Fecha: Septiembre 2008
ISBN:   978-84-96700-08-6
Páginas: 219
Precio: 20 euros

El ABC de los psicópatas en el cine
Escribe Mr. Kaplan

Con el atractivo y explicativo subtítulo de Las 50 mentes más perturbadas del cine, Batet y Dalmau (veteranos del cineclubismo, la radio, la exhibición e incluso la distribución cinematográfica) se plantean su libro como una introducción al cine de psicópatas ordenada por orden alfabético de los títulos en castellano.

Pero, atención navegantes, no se trata de un libro sobre el cine de terror y mucho menos sobre el gore, slasher y otros derivados del género. Lo que proponen los autores es un acercamiento a los personajes, independientemente del género en el que se sitúen las películas (si es que la clasificación por géneros tiene algún sentido).

Así, hay mucho thriller en el listado de títulos (desde A la caza de William Friedkin hasta Zodiac de David Fincher, pasando por Death proof de Quentin Tarantino), pero también tiene cabida la metáfora social (Elephant de Gus van Sant) o el cine bélico (La lista de Schindler de Steven Spielberg).

la_noche_del_cazador.jpg

Además, no se limitan al cine norteamericano, sino que tienen contabilizados algunos psicópatas europeos (Repulsión de Roman Polanski), australianos (Wolf Creek de Greg McLean), neocelandeses (Criaturas celestiales de Peter Jackson), coreanos (Crónica de un asesino en serie de Bong Joon-ho) y, asómbrense, incluso se permiten dos paradas en el cine español (El cebo de Ladislao Vajda y ¿Quién puede matar a un niño? de Narciso Ibáñez Serrador).

En definitiva, que han establecido su listado con una amplitud de miras altamente recomendable, lo que implica que podemos encontrar desde clásicos expresionistas (la imprescindible El gabinete del Doctor Caligari de Robert Wiene), pasando por títulos de la edad de oro de Hollywood (Al rojo vivo de Raoul Walsh), hasta llegar a las más recientes (El silencio de los corderos de Jonathan Demme o Funny games de Michael Haneke).

Como se puede observar, como libro de cabecera para tener un primer acercamiento a los psicópatas más significativos de la historia del cine, la publicación no tiene nada que objetar. Tampoco la estructura de cada capítulo, que comienza con una breve ficha, sigue con una introducción al título en cuestión, apunta si el personaje analizado está basado en hechos reales o es simple ficción, y finaliza con un somero estudio del filme.

El resplandor

Es precisamente aquí donde surgen los problemas y, como siempre, los gustos de cada cual.

Si bien se puede aceptar que toda la crítica de El resplandor de Stanley Kubrick se centre únicamente en la composición simétrica de los encuadres y en cómo la sonrisa asimétrica de Jack Nicholson no encaja en este universo tan meticulosamente concebido, resulta más discutible aceptar que se incluya una película como Halloween, el origen de Rob Zombie, mientras se echa a faltar La noche de Halloween original de John Carpenter, de la cual se nos dice, textualmente:

"Rob Zombie ha reelaborado el argumento original, ampliándolo y mejorándolo para conseguir, ahora sí, una película de verdadero terror. En el original, Carpenter, maestro indiscutible de la serie B, producía más sopor que terror, por no habla rdel reto de la saga, a cuál peor".

Y ya puestos a resaltar las ausencias, no podemos olvidarnos de algún personaje imprescindible en este tipo de libros, como el protagonista de Tras el cristal, de Agustí Villaronga, de la que podéis leer un documentadísimo estudio en el monográfico de Encadenados dedicado a El Mal en el cine (1). Aunque, insistimos, en el capítulo de las ausencias seguro que cada lector tiene la suya propia.

Con un prólogo del psicólogo Bernat Parés, en el que se nos aclaran algunas dudas entre el psicópata o sociópata, frente al esquizofrénico o el enfermo con personalidad múltiple, y con un divertido epílogo (lástima que el resto del libro olvide esa ironía que sólo aparece en la página 217), donde se da un repaso a las distintas herramientas utilizadas por los protagonistas del libro...

"...para matar, asesinar, torturar, atropellar, estrangular, clavar, serrar, gasear, martillear, descuartizar, seccionar..."

Para los curiosos, señalar que los directores con más títulos en el libro son los hermanos Coen (Fargo, No es país para viejos y Sangre fácil) y Alfred Hitchcock (Extraños en un tren, Frenesí y Psicosis).

En una época en que proliferan las publicaciones sobre cine gore y de terror, sobre psicópatas de todo tipo (incluso con la ficha técnica de sus crímenes cinematográficos en un libro de reciente aparición), esta guía puede ser útil para que el neófito en la materia sea capaz de situar algunos de los más famosos malos de la historia del cine... e, insistimos, su presencia no tiene por qué limitarse al cine de terror.


(1) Tras el cristal de Agustí Villaronga, a cargo de Pilar Pedraza.

Tras el cristal