El hilo invisible (Phantom Thread, 2017) de Paul Thomas Anderson

  23 Mayo 2018

La madre

el-hilo-invisible-101Es imposible, entre otros referentes, no encontrar a Hitchcock agazapado en el último filme de Paul Thomas Anderson. No sólo será en algunos puntos argumentales relacionados con Encadenados, Rebeca o Vértigo o en la composición o elementos utilizados (las escaleras, por ejemplo), sino sobre todo en claros elementos significantes, siendo uno de ellos la presencia de la madre muerta, su influencia sobre el personaje principal…

Hay sin duda un planteamiento edípico, que será punteado en más de un momento. La madre dominando al hijo, conduciendo sus actuaciones hasta que… la mujer, a la que ha conquistado como una simple prisionera de sus deseos (con referencia clara en este caso a El coleccionista de Wyler) terminará por sustituir a la madre. Todo ello se expresa en una secuencia muy bien construida. Veamos cómo ocurre.

Woodcock se siente enfermo, quizá vaya a morir. Sin saberlo, su enfermedad se debe a unas setas que la mujer le ha dado. Es el primer momento donde Alma, la protagonista (1), va a dejar clara su impronta, su dominio, si antes ha dejado claro quién es, que sus gustos son suyos y que no podrá ser enjaulada, ni echada de la casa dorada donde quiere ejercer como jefa. Será quien mande en la casa e impedirá que sea la hermana de Woodcock (equivalente a la señora Danvers de Rebeca) quien ordene las cosas.

Ella acude a la habitación donde se encuentra el enfermo, quien en su delirio ve aparecer a su madre muerta, que desde un lugar de la habitación mira al hijo. En ese momento, con la mirada fija en la imagen de su madre, entra Alma en la habitación, se mueve de un lado a otro mientras habla con Woodcock.

En un momento dado se coloca en el mismo lugar que ocupaba la madre, que ya no es vista por el enfermo, al ser sustituida/reemplazada por la mujer. Desde ese momento una mujer ocupa el lugar de la otra. Su dominio empieza a hacerse efectivo.

Lógicamente, será a partir de ese momento cuando Woodcock decida casarse con Alma. Ella es, a partir de entonces, quien domina la situación, quien vence al hombre que, en principio, quería haberla doblegado.

Un gran momento es este citado, uno más de los muchos que posee este admirable y magnífico filme

Escribe Adolfo Bellido López

Nota

(1) Los nombres de ambos protagonistas son ya en sí una clara referencia a Hitchcock, él en ese acrónimo final del apellido, ella en alusión a la mujer del director de Psicosis.

el-hilo-invisible-1 el-hilo-invisible-2
el-hilo-invisible-3 el-hilo-invisible-4
el-hilo-invisible-5 el-hilo-invisible-6
el-hilo-invisible-7 el-hilo-invisible-10
el-hilo-invisible-11 el-hilo-invisible-12