Una chica cortada en dos (La fille coupée en deux, 2007), de Claude Chabrol

  12 Mayo 2018

Camino a las tinieblas

Una chica cortada en dos - 0Claude Chabrol es considerado como el gran fustigador de la burguesía acomodada de su país, y en Una chica cortada en dos tenemos un diáfano ejemplo que confirma esa reputación.

En ella se nos cuenta, tras diversas vicisitudes, la boda entre Paul, un rico heredero ocioso y malcriado, además de con un pasado turbio, y Gabrielle, profesional de éxito y de extracción más humilde.

Ni que decir tiene que el enlace no entusiasma a la familia del novio (a la madre, ya que el padre murió), empezando por las reservas que ella parece mostrar sobre la celebración religiosa.

Todo esto, pero sobre todo el futuro que desde ahí se atisba, queda muy bien expresado en la escena en la que los contrayentes se dan el sí quiero. La forma de contarlo ya posee una originalidad que apunta a la carga de significado que contiene.

En lugar de enfocar a los novios se escuchan sólo sus voces respondiendo a las preguntas del cura que oficia la ceremonia. Mientras tanto la cámara se sitúa fuera, mostrándonos la entrada del templo en el que están sucediendo los hechos.

Ese plano es por una parte la confirmación de que Gabrielle ha claudicado frente a los deseos de la familia de su prometido de celebrar la ceremonia religiosa. Pero para más abundamiento no se trata de una iglesia cualquiera, sino de una catedral antigua, con solera, con la pesada carga de la tradición, como la familia con la que la novia va a emparentar.

Y transmite además la idea de una prisión, un espacio cerrado de anchos muros del cual va a ser difícil escapar, y al que se ven abocados los dos jóvenes, en especial ella.

Pero hay más. Desde ese plano inaugural la cámara inicia un lento acercamiento al interior de la iglesia, hacia la oscuridad que allí reina, al tiempo que oímos la consumación de la boda. Una manera elegante y precisa de describirnos las tinieblas hacia las que conduce lo que allí está ocurriendo.

Sin ningún alarde Chabrol da una lección de cómo hablar con la cámara.

Escribe Marcial Moreno  

Una chica cortada en dos - 1 Una chica cortada en dos - 2
Una chica cortada en dos - 3 Una chica cortada en dos - 4