El final de "Wonder Wheel" (Wonder Wheel, 2017) de Woody Allen

  03 Mayo 2018

Ruedas que giran y giran

Wonder Wheel - 0La rotundidad de Wonder Wheel está en ir mucho más allá de lo que señala su drama de tintes clásicos. Apenas con unas señales reales, pero inhaladas desde lo simbólico, Allen nos da una visión dolorosa de una época vivida en su país.

Un cartel, reflejo de muchas cosas, el de Winchester 73, el gran western de Anthony Mann: aparte de su sentido dentro del relato (como ha remarcado Marcial Moreno en otro de los resplandores de esta sección), señala el año en concreto en el que se desarrolla la historia: 1950, verano en el que se estrenó la película, un momento en que la caza de brujas está en pleno apogeo.

Wonder Wheel, desde la vida que gira y gira en forma circular al igual que el título y, por tanto, la noria del parque de atracciones, viene marcada por las delaciones, silencios cómplices, desapariciones, mentiras y traiciones. A otro nivel las llevan a cabo los personajes del filme.

Como compendio de todos ellos sirva la magistral secuencia que concluye con el asesinato, presentido, de la hijastra de Ginny (excelsa Kate Winslet).

Comienza la secuencia con la llamada suspendida (dada en un soberbio plano) de Ginny tratando de avisar a su amante y su hijastra de la llegada de los matones; continúa con la conversación en el restaurante de la joven y su amante diciendo adiós a su idilio y concluye con su despedida (también del mundo) a la puerta del local, momento magistral donde Allen señala el vacío, la ausencia y la separación por un medio tan aparentemente tan simple (tan complejo, también) como esa mujer a la que vemos desaparecer en la calle solitaria, cuando un coche comienza a seguirla mientras que el vividor salvavidas playero marcha en otra dirección.

Ejemplar cierre de una secuencia que tendrá su remate, y conclusión, en la conversación entre Ginny y su marido, con la mujer en un primer plano impresionante, con una cierta similitud al que abre la secuencia anterior.

Se marca el cierre de un proceso. El encadenamiento del personaje, para siempre, a una vida vulgar y sin sentido. Un plano y otro reflejados entre sí: la acción y la consecuencia.

De todas maneras, Allen no acaba en ese plano el filme: nos introduce, nuevamente, al hijo pirómano haciendo de las suyas. Algo más que un simple juego. La quema, la propuesta de Allen, de un mundo que no le gusta para crear uno nuevo, quizá tan imposible e irreal como los sueños de su madre.

Escribe Adolfo Bellido López

Wonder Wheel - 1 Wonder Wheel - 2
Wonder Wheel - 3 Wonder Wheel - 4
Wonder Wheel - 5 Wonder Wheel - 6