Wonder Wheel (2017), de Woody Allen

  23 Enero 2018

Un rifle cargado de sentido

wonder-wheel-0En las películas hay a veces detalles que pasan casi desapercibidos, o que no parecen tener mayor importancia, pero que poseen una gran fuerza simbólica o narrativa.

Uno de esos detalles lo encontramos en la última película de Woody Allen, no en vano estamos ante un maestro. Se trata del cartel que aparece a la puerta de un cine anunciando la proyección de Winchester 73. ¿Una película cualquiera? No. En absoluto.

En primer lugar se trata de un recurso utilizado muchas veces en el cine para fijar una referencia temporal. Las explicaciones del pasado militar de Mickey, el narrador de la historia, ya ofrecen una aproximación al respecto, pero la presencia del cartel indica que estamos en 1950 o algo más tarde, pues ese fue el año en el que se realizó el filme. Es importante que estas técnicas de datación no entren en contradicción con otros elementos que aparezcan en la pantalla, pues en ese caso caeríamos en un anacronismo casi siempre vergonzante. Y casos se han dado.

Pero la referencia a Winchester 73 tiene otro valor más interesante que la introduce directamente en el discurso de la película. Recordemos que el western de Anthony Mann cuenta la historia de un rifle que va pasando de mano en mano. Y eso es lo que a partir de ese momento vamos a presenciar. Dejaremos de lado el paralelismo que se podría apuntar entre el arma y lo que Mickey representa, con las connotaciones sexuales derivadas de esa conexión, aunque ahí están. Nos centraremos en el giro que la historia dará frente al cartel de la película, un giro que hace arrancar la trama una vez que los personajes han sido presentados.

Es el momento en el que ahí, ante James Stewart empuñando el arma, Mickey conoce a Carolina, presentada por Ginny, momento en el que el socorrista iniciará lo que reiteradamente le ocurre al rifle, su cambio de propietario, en este caso de pareja. La sustitución de una pretendiente por otra. Allen adelanta, con un simple cartel al fondo de la imagen, el cauce que va a seguir la historia. Para confirmarlo nos ofrecerá, unos instantes después, un plano en el que aparecen las dos mujeres vestidas exactamente igual, con el uniforme del restaurante en el que ambas trabajan, expresando de esa forma su carácter intercambiable. El desarrollo de la película será la puesta en práctica de ese plan ya anunciado.

Un pequeño detalle que, en manos de un maestro como Allen, desborda su aparente trivialidad.

Escribe Marcial Moreno

wonder-wheel-1 wonder-wheel-3
wonder-wheel-2 wonder-wheel-4
wonder-wheel-5 wonder-wheel-6