El Ángel Azul (Der Blaue Engel/The Blue Angel, 1930) de Josef von Sternberg

  03 Abril 2017

Curiosas diferencias entre ambas versiones

der blaue engelA finales de la década de los 20 llegó el cine sonoro. Y el principal motivo de su llegada fue salvar de una posible bancarrota a la Warner Bros: necesitaban un nuevo y llamativo producto. Y les funcionó.

Al principio hubo un gran rechazo por buena parte de la comunidad “cinematográfica”, añadiendo además las dificultades técnicas que generaba, pero estas se fueron subsanando poco a poco. Lo que resultaba difícil de solucionar en un principio era cómo atender a la diversidad idiomática a la que iban dirigidas las producciones, y lo que se hizo en un principio fue rodar diferentes versiones de cada película en distintos idiomas.

Raquell Meller, Conchita Montenegro, José Nieto, Enrique Jardiel Poncela… fueron algunos de los españoles que se trasladaron a trabajar a los Estados Unidos para participar en las versiones españolas de estas películas.

Y es bajo esta coyuntura cuando en Alemania se rueda en 1930 El ángel azul.

Dirigida por Josef von Sternberg y protagonizada por Emil Jannings y por una, en esos momentos, desconocida Marlene Dietrich, no se rueda una versión, sino dos: una en alemán y otra en inglés.

Ambas nos cuentas la misma historia, en los mismos decorados, con los mismos protagonistas… pero no son iguales.

Gracias a una reedición de la película que se ha hecho hace poco con las dos versiones, podemos apreciar las curiosas diferencias de ambas versiones.

Por parte de Emil Jannings, el hecho de que no dominara el inglés hizo que en la versión inglesa los diálogos se acorten en favor de una interpretación propia del mudo. Este hecho, la falta de soltura con el inglés y su marcada acento alemán, fue precisamente lo que le llevó de vuelta a Alemania desde América con el inicio del sonoro, como a muchos otros.

Respecto a Marlene Dietrich en su interpretación de la versión alemana hay un punto arrabalero, descarado, desafiante, constantemente remarcado, que en la versión inglesa ha sido como “suavizado”, a favor de una imagen más coqueta, pícara…   

Como muestra la escena de la canción en la que Lola-Lola seduce al profesor Rath, como una sirena que con su canto lleva a la perdición al marino que la escucha desde la proa del barco.

En la versión alemana nos canta: “Ich bin von kopf bis fuß auf liebe eingestellt” (Estoy hecha para el amor de la cabeza a los pies). En la inglesa: “Falling in love again” (Enamorados de nuevo).

Escribe María Josep Tur