El ángel exterminador (1962), de Luis Buñuel

  09 Agosto 2017

El funcionamiento real del pensamiento

el-angel-exterminadorEn 1962 llegaba a la gran pantalla El ángel exterminador de Luis Buñuel, película producida en México por Gustavo Alatriste y protagonizada por Silvia Pinal.

El ángel exterminador parte de un guión escrito por Luis Alcoriza y Luis Buñuel. Ambos construyeron una historia sobre un grupo de burgueses de la ciudad de México que habían sido invitados a una cena en la mansión de los Nobile, después de asistir a la opera. Los cocineros y sirvientes abandonan la residencia tras finalizar su trabajo; en cambio, los invitados,  por algún motivo desconocido, no pueden abandonar la casa.

Según pasan los días, la escasez de alimentos es evidente y los comportamientos humanos mientras conviven en la casa provocan situaciones límite entre los invitados.

Buñuel utiliza en El ángel exterminador algunos elementos recogidos en el Manifiesto Surrealista escrito por André Bretón en 1924, partiendo de un punto de vista más crítico que estético. El Manifiesto Surrealista decía que surrealismo es el “funcionamiento real del pensamiento sin la intervención reguladora de la razón, ajeno a toda preocupación estética o moral”.

En varias escenas de la película podemos observar cómo Buñuel despoja a los personajes de valores morales cuando estos están dentro de la casa y no pueden salir. Introduce símbolos como la aparición de animales, pretendiendo comparar los comportamientos irracionales humanos con el mundo animal.

Situando la película en la parte final, cuando los invitados asisten a una misa después de salir de la casa, al ser liberados por esa fuerza extraña que no les permitía salir, Buñuel, en una clara estructura narrativa circular con elementos de repetición, pone de manifiesto que vuelve a ocurrir lo mismo: se reinicia el proceso, no hay remedio, la condición humana vuelve a tropezar en la misma piedra.

Termina la misa y nadie puede salir de la iglesia, los asistentes a la misa quedan secuestrados de nuevo. Se puede interpretar que la religión puede ser la intervención reguladora de la razón, poniendo el foco principalmente en la burguesía,  y que está intervención reguladora no funciona cuando un ser humano está en una situación límite. Es como empezar de nuevo, vuelven a los comportamientos irracionales dejando atrás nuestros comportamientos racionales estéticos y morales.

Buñuel, a través del surrealismo, diseña una condición humana pesimista e irredenta, a la cual los valores religiosos no le afectan ni funcionan sobre las clases sociales más altas, atacando directamente a los poderes establecidos.

Según lo expuesto, en El ángel exterminador se puede disfrazar el razonamiento con ciertos valores cívicos de cualquier tipo, pero el comportamiento en casos extremos funciona por instinto, rompiendo cualquier control regulador, sobre todo en las clases más altas.

Escribe Marcos Sáez

El ángel exterminador - 1 El ángel exterminador - 2
El ángel exterminador - 3 El ángel exterminador - 4
El ángel exterminador - 5 El ángel exterminador - 6

 

 

 

 

 


Más artículos...