XI Festival de Málaga (3): primer fin de semana

  07 Abril 2008

Abanico de géneros y de personajes
Escribe María Sánchez González
Fotografías José Luis Pérez Sánchez
(Málaga: 07/04/2008)

Desde su inauguración, veteranos y debutantes de nuestro cine se han mezclado con el público por la gran alfombra roja en la que se ha convertido Málaga desde el pasado viernes 4 de abril. Entre ellos, los homenajeados Concha Velasco y Luis San Narciso o los directores Gutiérrez Aragón, José Corbacho, Juan Cruz y Nacho García Velilla, quien ha cerrado el telón del Teatro Cervantes este primer fin de semana dejando al público con una gran sonrisa.

“Estamos hoy aquí porque amamos al cine”. Estas palabras de Lolita, encargada de presentar, junto al actor Hugo Silva, la Gala de Inauguración del XI Festival de cine de Málaga, resumen a la perfección la esencia de un evento al que, tomando prestado parte del título de la película de Gutiérrez Aragón encargada precisamente de su arranque, todos se sienten por ello invitados a no perderse.

todosinv_inauguracion.jpg

Espacio para la reflexión y la innovación

Aunque en otras ediciones la organización suele escoger, para este arranque (tal vez por el tono festivo del mismo), una comedia, la elección de Todos estamos invitados, una cinta dura no sólo por su propia temática en torno al terrorismo de ETA, sino por su tratamiento verosímil y su contexto cercano a la realidad, muestra que el cine, también el español, no sólo es entretenimiento sino que puede ser un instrumento válido para la reflexión.

cobardes02.jpgOtra película que ha dado, en este sentido, qué pensar, ha sido Cobardes, segundo largometraje en competir dentro de la Sección Oficial, proyectado a los medios durante la mañana del sábado 5 de abril. En él, Corbacho y Cruz construyen, a partir de una problemática social como el acoso escolar, una historia agridulce en la que la línea entre acosadores y víctimas queda difuminada y el miedo se muestra como el peor enemigo de jóvenes y mayores.

Pese a guardar ciertas similitudes con su ópera prima Tapas –que arrasó en su día en el Festival– en la “incomunicación entre los personajes y la soledad en la que se ven envueltos”, según reconocieron ambos ante los medios, Cobardes parece haber llegado menos al público que la primera, más sencilla y auténtica. Y no precisamente por sus protagonistas, entre los que se encuentran Elvira Mínguez, muy querida entre el público malagueño y premiada aquí en dos ocasiones, o Antonio de la Torre, quien manifestó, en tono de broma, que tras el Goya, “ahora interpreta personajes con nombre”.

3dias02.jpgMuy diferente del anterior fue la siguiente película estrenada en la Sección Oficial de Largometrajes, 3 días, dirigida por el debutante F. Javier Gutiérrez, quien la ha definido como “un cuento moderno, transgresor”, que combina distintos géneros para “plasmar con ello un posible fin del mundo”.

La cinta, que parte de un anuncio tan contundente como la caída de un meteorito sobre la Tierra en 72 horas, había causado gran expectativa entre los medios, a priori, por diferir de lo que suele ser habitual en el certamen (de ahí que la apuntáramos en nuestro previo como posible premio de crítica). Unas expectativas que finalmente, a juzgar por las reacciones tras su estreno, no han llegado a satisfacerse en general, tal vez porque la historia se pierde por derroteros de venganzas y asesinatos que abocan en un desenlace más propio del cine de acción que del thriller o la ciencia ficción.

En cualquier caso, merece la pena verla, sobre todo a nivel técnico, por su bella fotografía, sus originales planos, sus conseguidas secuencias de acción y porque su guión presenta elementos interesantes como la disyuntiva entre el instinto por sobrevivir del hombre y el carácter autodestructivo de la raza humana. De entre los personajes, en general bien definidos, destaca sobre todo el interpretado por una magnífica Mariana Cordero, que consigue inquietar y enganchar al público en la historia al inicio de ésta.

concha.jpg

Concha Velasco, emocionada

Precisamente otra actriz veterana, Concha Velasco, fue la protagonista de la segunda jornada del festival, cuando recibió la Biznaga de Plata por su trayectoria. Un “momento irrepetible”, en sus propias palabras, en la que estuvo rodeada de compañeros y amigos como Antonio Gala, Manolo Escobar, Pedro Olea, Mariano Ozores, Juan Luis Iborra, Álex González, Pepón Nieto y Alejo Sauras, quienes coincidieron en destacar la calidad humana y profesional y, sobre todo, el carácter luchador de la que comenzara, con quince años, intentando bailar, sin éxito, El lago de los cisnes.

concha03.jpgY también de su familia, a la que finalmente hizo subir al escenario la actriz que protagonizara películas como Las Chicas de la Cruz Roja, Pim, pam, pum… ¡fuego!, La colmena o Más allá del jardín.

La actriz tuvo palabras generales de agradecimiento y también de perdón hacia su hermano Manuel, padre de Manuela Velasco, premiada en los pasados Goya, también presente en un evento que fue, por el propio genio de la homenajeada, más extenso y menos protocolario de lo habitual.

El secreto está en los diálogos

Igual de espontáneos se mostraron los miembros del equipo de Fuera de carta, encargada de poner el broche final, dentro de la Sección Oficial de Largometrajes, al primer fin de semana de Festival, en la rueda de prensa más jovial hasta el momento.

fueracarta02.jpgEl argumento de esta divertida comedia (con aroma a Premio del Público, sobre todo después de haber presenciado su estreno en el Teatro Cervantes) gira en torno a los personajes que pasan alrededor de la cocina de un refinado restaurante. Los ingredientes de su éxito: su reparto, encabezado por Javier Cámara (que repite en el certamen tras la premiada Torremolinos 73 y que da vida a un disparatado chef) y por Lola Dueñas, Fernando Tejero, Benjamín Vicuña o Luis Varela; y, sobre todo, sus diálogos.

El responsable de éstos, y de la dirección, es Nacho García Velilla, guionista de series televisivas tan exitosas como 7 vidas o Aída, que da así el salto a la gran pantalla convencido de que “la comedia es una máquina de precisión”, en la que, frente a los que creen que en ocasiones éstos se improvisan, “hay que ajustar los gags”.

La palabra más temida por los actores

ruedaysannarciso.jpgEn la misma noche del estreno de Fuera de carta, fue su propio protagonista, Javier Cámara (esta vez sin ceñirse del todo al guión), el encargado de presentar, junto a Belén Rueda, la gala del Premio Ricardo Franco que precedió a la proyección al público en el Teatro Cervantes.

Una gala en la que sonó, en numerosas ocasiones, la que tal vez sea la palabra más temida por los actores, puesto que tuvo como protagonista al “rey de los casting”, el asturiano Luis San Narciso.

Pese a asegurar, con motivo del galardón, que no “descubre” a los actores sino que se los “encuentra”, lo cierto es que San Narciso es responsable de que rostros como los de Fran Perea, Miguel Ángel Muñoz o Paco León (encargados, entre otros, de entregarle el premio), de los propios presentadores de la gala y de buena parte del equipo de Fuera de Carta, sean conocidos entre el público gracias a su talento.

Aprovechando el tirón

Algunos de los anteriores y otros muchos descubrimientos del “santo de los actores” estuvieron al frente de iniciativas solidarias, a lo largo del fin de semana. Así, la mañana del domingo 6 pudimos ver, ejerciendo de embajadores ante una animada presentación del concierto Voces en la Plaza de la Merced, además de al propio León, a otros como Pepón Nieto o Hugo Silva, uno de los que más éxito ha tenido entre el público femenino.

3_19.jpgPero el que, sin duda, en este sentido se ha llevado ya su premio (si no biznaga) ha sido Miguel Ángel Silvestre, conocido por interpretar al “Duque” en la serie televisiva Sin tetas no hay paraíso, en el día de su cumpleaños. Y no precisamente por el estreno de la película de Zonazine en la que participaba, 3.19, dirigida por el mexicano Dany Saadia y que cuenta también en su reparto con otros actores jóvenes como Féliz Gómez o Bárbara Goenaga. Una película que causó una decepción generalizada, al menos entre la prensa. Con todo, hay que reconocer, al margen de su físico, el talento de Silvestre y esperar a verlo en su próxima película dentro del Festival, Zhao.