52 Festival de cine de Londres (3): balance y premios

  01 Noviembre 2008

The Times BFI 52nd London Film Festival
Escribe Lucía Solaz Frasquet

El quincuagésimo segundo Festival de cine de Londres concluyó la noche del 30 de octubre con el estreno europeo de la película de Danny Boyle Slumdog Millionaire sobre un huérfano de dieciocho años que está a punto de ganar el gran premio en la versión india de ¿Quién quiere ser millonario? En la Gala de clausura se contó con la presencia del director y de Dev Patel, Frieda Pinto y Anil Kapoor.

bfi-36-londres.jpg

No resulta fácil dar un balance personal de un festival de dieciséis días de duración y tan cargado de eventos. Es imposible ver, incluso para el más dedicado de los cronistas, todas las películas que uno quisiera, o asistir a todos los acontecimientos. 

bfi-38-london_film_festival.jpgComo comentaba en el anterior artículo, mi pase de prensa me permitía un acceso muy parcial a los acontecimientos y proyecciones del festival. Otros compromisos me impidieron una dedicación exclusiva durante parte de su extensión y la combinación de ambas circunstancias me lleva a pensar que apenas puedo ser justa y objetiva a la hora de evaluar el certamen. A pesar de esto, debo dar cuenta de mi impresión general, que es de pura decepción.

En primer lugar, el trato a la prensa acreditada. A pesar de que no solicité un gran número de entradas, algunas me fueron denegadas sin ningún tipo de confirmación. Había que esperar al último momento para saber si esa tarde ibas a ir al cine o no. Parece ser que piensan que uno no tiene nada mejor que hacer.

En otra ocasión, en la proyección gratuita de la británica y no demasiado conseguida Helen, me hicieron esperar a que entrara el público general antes de dejarme acceder a la sala. Después de madrugar y viajar casi una hora en metro para llegar al lugar de la proyección (en este caso la sede del British Film Institute, institución que este año celebra su septuagésimo quinto cumpleaños) la posibilidad de quedarme sin ver la película no incidió positivamente en mi humor.

bfi-39-un_coeur_simple.jpg¿A qué se debe este lamentable trato a la prensa internacional? Lo único que se me ocurre es que este festival cuenta a priori con tanta publicidad y cobertura mediática como pueda desear. La lista de patrocinadores es interminable e incluye el todopoderoso periódico The Times, la Biblia del entretenimiento Time Out, importantes cadenas de televisión como BBC, Sky y MTV o las revistas Empire, Sight and Sound y Variety. Lo que otros medios puedan decir no parece que vaya a influir demasiado en el certamen. Por otra parte, también es cierto que había una enorme cantidad de periodistas acreditados y que esto debe dificultar un trato más personal y considerado.

A lo anterior se le une una decepción todavía mayor: la pobre calidad de las películas. Quiero pensar que, ya que no he podido ver más que una pequeña parte, he tenido la mala suerte de elegir justamente las peores. Desde luego, me las he arreglado para no ver ninguna de las cintas premiadas. Salvaría, en todo caso, la (deprimente) película francesa de Marion Laine Un coeur simple, adaptación de un cuento de Flaubert y protagonizada por una estupenda Sandrine Bonnaire. Otras, como la producción francesa Nucingen Haus, dirigida por el chileno Raoul Ruiz, me parecieron una solemne pérdida de tiempo y medios.

Y para finalizar los reproches, en una ciudad tan multirracial y multicultural como Londres, el festival no tiene éxito a la hora de hacer llegar a la mayoría de los casi ocho millones de londinenses lo que se considera una de las grandes citas culturales del año. Ya comentaba en la crónica anterior que los precios excesivos de las entradas iban a marginar a un gran sector de la población. Las sesiones han estado ciertamente muy concurridas (algunas completamente reservadas con días de antelación), nadie niega la popularidad del certamen, pero el público era mayoritariamente blanco y de clase media. ¿Dónde estaban los negros, indios y orientales?

bfi-40-raoul_ruiz.jpg

Naturalmente, desde el festival el balance resulta mucho más positivo. Se ha destacado, sobre todo, un éxito sin precedentes de público y de participantes de la industria del cine y se habla del mejor año hasta la fecha.

En lo que respecta a las cifras, este año se han exhibido 191 largometrajes y 109 cortometrajes procedentes de 43 países. Se han producido 15 estrenos mundiales, ha habido 398 proyecciones y han participado 537 cineastas internacionales, un récord de 1.096 profesionales del mundo del cine y la mayor audiencia hasta el momento.

Las dos noches con proyecciones gratuitas al aire libre en Trafalgar Square contaron con más de 9.000 espectadores que desafiaron el frío. Más de 5.000 personas participaron en las proyecciones y acontecimientos educativos, con todos los talleres y seminarios completos. Unos 50 directores atendieron los desayunos con los periodistas internacionales, concediendo un total de 238 entrevistas. Y nada menos que 53 países enviaron a sus periodistas, con un total de 1.260. 

bfi-41-tulpan.jpg

Los premios

En la Gala de clausura se concedieron los siguientes premios:

El director Sergey Dvortsevoy recibió el Trofeo Sutherland por Tulpan.

The Sutherland Trophy se otorga al director del más original e imaginativo primer largometraje proyectado en el festival. El jurado ha dicho de este filme: “Una obra maestra: tanto íntima como épica, una película llena de vida y de ideas. Una extraordinaria hazaña de empeño artístico en su retrato de la interacción de un hombre con la naturaleza. Tulpan tiene una estimulante mezcla de humor, emoción y audaces elementos visuales”.

El año pasado este premio fue para Vincent Paronnaud y Marjane Satrapi por la genial Persépolis (2007).

bfi-23-three_blind_mice.jpg

El director Matthew Newton consiguió el Premio FIPRESCI de la Crítica Internacional por Three Blind Mice.

FIPRESCI es la organización internacional de críticos cinematográficos de todo el mundo que ha existido desde hace más de setenta años. Se la conoce sobre todo por la participación de sus jurado en todos los principales festivales y en muchos de los festivales internacionales de cine especializados. Su único propósito es favorecer el arte cinematográfico y recompensar el talento.

bfi-42-mid_august_lunch.jpg

The 13th Annual Satyajit Ray Award fue a parar a Mid-August Lunch, dirigida por Gianni di Gregorio.

La Fundación Satyajit Ray otorga este premio anual al primer largometraje, estrenado en el Reino Unido en el Festival de Londres, que refleja la maestría, compasión y humanidad del trabajo de Ray.

Shifty (dirigida por Eran Creevy) y Ramchand Pakistani (dirigida por Mehreen Jabbar) recibieron menciones honoríficas.

bfi-43-victoire_terminus.jpg

The Times BFI London Film Festival Grierson Award fue para Renaud Barret y Florent De La Tullaye por Victoire Terminus.

En su cuarto año, este galardón se le otorga al director del mejor documental mostrado en el festival.

Leaving, el cortometraje dirigido por Richard Penfold y Sam Hearn recibió el TCM Short Film Award en una ceremonia que tuvo lugar la noche del miércoles 29.

El corto fue seleccionado entre cientos de trabajos procedentes de Europa, Oriente Medio y África por un jurado formado, entre otros, por Rutger Hauer, Wolfgang Petersen, Cillian Murphy, Stephen Woolley, James Franco y Jason Isaacs.

Finalmente, el actor británico Ralph Fiennes recibió, como anunciábamos, el premio de la revista Variety al logro cinematográfico. 

bfi-35-ralph_fiennes.jpg