Sevilla, XVI Festival de Cine Europeo (2): Sección Oficial

  15 Noviembre 2019

Películas destacadas

madre-1El Festival se inició con la proyección inaugural de Madre, estreno en España del último filme del director Rodrigo Sorogoyen, después de la exitosa El reino (2018) con la que conquistó el año pasado siete Premios Goya. Madre toma como punto de partida el cortometraje del mismo título que en 2017 ganó un Goya y fue seleccionado para el Oscar.

El plano secuencia-inicial de 18 minutos presenta la conversación entre Marta (Marta Nieto) y su madre (Blanca Apilánez), que es interrumpida cuando Marta recibe la llamada de su hijo de 6 años, Iván (Álvaro Balas), que está pasando unos días de vacaciones con su padre en Francia. En la llamada Iván le dice a su madre que está en la playa, solo, y que su padre no está con él, la playa está vacía y poco después cuando está a punto de quedarse su teléfono sin batería, afirma que se le acerca un hombre.

A continuación, una elipsis nos lleva a esa misma playa, diez años después, donde Marta se ha instalado, con la esperanza de encontrar a su hijo. La historia se apoya fundamentalmente en el trabajo de los actores, formulando al espectador cuestiones sobre cómo sobrellevar una tragedia personal, la gestión del perdón como liberación, o la dicotomía amor/desamor.

La protagonista del filme, Marta Nieto, ha obtenido merecidamente el premio a Mejor Actriz de la sección Horizontes en el Festival de Venecia. La narración contiene secuencias muy bien resueltas, siempre en base al trabajo de los intérpretes, entre los que cabe destacar también a Jules Porier y Àlex Brendemühl. La historia se beneficia de un excelente guión, escrito por el director junto con Isabel Peña. La película compite en la Sección Oficial del festival.

Manteniéndonos en la Sección Oficial, se ha presentado la última película del cineasta francés Robert Guédiguian Gloria Mundi, que obtuvo en Venecia el Premio a la Mejor Actriz para Ariane Ascaride por su interpretación en este filme.

Rodada en Marsella como la mayoría de sus películas, Guédiguian nos propone una historia muy bien construida, en clave realista, en la que muestra a los componentes de una familia humilde en la que sus miembros tratan de sobrevivir en sus precarios trabajos (una limpiadora, un conductor de autobús o un conductor de Uber. Se trata de víctimas del sistema económico, que no consiguen salir adelante a pesar de su empeño.

Uno de los abuelos de la familia sale de la cárcel, después de haber cometido un delito de sangre, y su relación con la nieta recién nacida, aportan a las relaciones familiares una dimensión afectiva. Película de denuncia contra el capitalismo incontrolado, en el que se pone en cuestión su irracionalidad, pero también otros aspectos como el papel actual de los sindicatos (desnaturalizados).

Guédiguian retoma los temas clave de su obra, como el paro, la precariedad laboral o las políticas neoliberales. En Sevilla, el director francés ha declarado: «El capitalismo se ha vuelto tan arrogante que, para poder alcanzar algún logro, son necesarios muchísimos esfuerzos». Además, ha insistido en que «aunque existe una contracultura y relatos disidentes, parece que en el mundo capitalista el discurso del amo se ha convertido en el discurso del esclavo; lo ha interiorizado hasta hacerlo realmente suyo». Uno de los filmes que más nos han gustado hasta este momento.

gloria-mundi-1

De repente, el paraíso, es otro de los títulos presentes en la Sección Oficial. Es la última propuesta del director palestino Elia Suleiman. En la línea de sus obras anteriores, nos presenta un relato de corte surrealista donde el humor actúa como un elemento vehicular de los mensajes reivindicativos de este realizador atípico.

Se trata de una comedia minimalista protagonizada por el propio director, que también ha escrito el guión, y en la que el perplejo protagonista parece no entender las situaciones que se va encontrando. La historia se inicia en Palestina, donde su personaje al no encontrar financiación para su proyecto cinematográfico viaja primero a París y después a Nueva York. No consigue su propósito, pero su recorrido vital permite reflejar la ridiculez de un mundo insolidario, cruel y descreído.

El personaje interpretado por Elia Suleiman apenas esboza un par de frases en toda la película, pero su actitud y perplejidad son suficientes para conseguir transmitir sus mensajes. Ha obtenido el Premio Fipresci en la última edición del Festival de Cannes.

Sobre lo infinito es la última humorada del director sueco Roy Anderson, con la que ha ganado el León de Plata al Mejor Director en Venecia. Creador de un mundo propio y un estilo narrativo basado en viñetas o planos fijos en los que se cuentan historias mínimas, encarnadas siempre por personajes anónimos.

En Sobre lo infinito, de la que el director presentó un avance en la pasada edición del Festival de Sevilla, una voz en off femenina da el pie a cada una de las historias propuestas, como la de un pastor de almas que ha perdido su fe, un dentista que desiste de atender a su paciente o unos padres que visitan la tumba de su hijo.

Sus composiciones recuerdan la obra del pintor Edward Hopper, ya que ambos creadores comparten una visión crítica sobre la sociedad contemporánea y la incomunicación que genera.

de-repente-paraiso-1

Para completar esta entrega, queremos hacer referencia a Intemperie la película de Benito Zambrano que ha sido presentada en el festival dentro de la Sección Special Screenings. Se trata de un poderoso relato rural que se sitúa en la posguerra española.

Basada en la novela homónima de Jesús Carrasco, cuenta la historia de un niño que escapa de una realidad terrible y que es perseguido en un entorno devastado física y humanamente y donde la violencia está presente en cualquier rincón.

En su huida el niño (Jaime López) se encuentra con un pastor (excelente Luis Tosar) que le ayuda a defenderse de sus perseguidores. Cabe destacar la presencia de unos grandes secundarios como Luis Callejo, Vicente Romero y Manolo Caro. Cuarta película de este realizador sevillano en la que mantiene sus señas de identidad y su compromiso con los temas sociales.

Escribe Juan de Pablos Pons

intemperie-1