Sevilla, XIV Festival de Cine Europeo (3): Nuevas narrativas

  19 Noviembre 2017

Repaso a la Sección Oficial

sevilla-31-gardiennesCon el desarrollo de las jornadas vamos conociendo las películas que nos propone el festival, que este año tiene en conjunto un buen nivel, gracias al trabajo de los programadores, que da pie a hablar de hallazgos y de una cinematografía europea en auge.

Además, secciones como Selección EFA, nos permiten ver algunas de las mejores y premiadas películas del año como The Square, del sueco Ruben Ostlund, Palma de Oro en la última edición del Festival de Cannes; Loveless (Sin amor) de Andrey Zvyagintsev, Premio del Jurado en Cannes; Big Big World de Reha Erden, Premio Especial del Jurado en la Sección Horizontes del Festival de Venecia, o la ya citada en estas crónicas El sacrificio de un ciervo sagrado, de Yorgos Lanthimos, Premio al Mejor Guión en Cannes.

Centrándonos en la Sección Oficial, nos encontramos con propuestas que nos plantean temáticas variadas, sobre problemáticas sociales, de comunicación personal, cuestiones culturales, reivindicaciones independentistas o recuperación de la historia. Y las maneras de contarlas también ofrecen nuevas fórmulas y narrativas.

De las que hemos visto destacamos las siguientes:

La película francesa Les Gardiennes, de Xavier Beauvois, director de la galardonada De dioses y hombres (2010), también presentada en su día en el Festival de Cine Europeo de Sevilla, nos muestra la vida de la familia Paridier, dueña de una granja en el periodo de la Primera Guerra Mundial; con los varones reclutados en el frente de batalla, las mujeres asumen la tarea de mantener la explotación de las tierras.

La matriarca Hortense (Nathalie Baye), responsable de la familia, vive con su hija Solange (Laura Smet), que se encarga de la cocina. Sobrecargada por las duras tareas del campo, Hortense contrata a una joven jornalera (Iris Bry) para que la ayude. Cuando los hombres vienen de permiso y cuando la muerte de uno de ellos o la prisión de otro les golpea, se suceden las tensiones y la tragedia trastoca la vida de estas guardianas a las que alude el título.

Película de una extraordinaria belleza formal, que con un tratamiento casi documental va mostrando las labores del campo a lo largo de las estaciones del año. Los espectadores son abocados a un contraste entre las hermosas imágenes, bien apoyadas por la música de Michel Legrand y la tragedia que viven los personajes en un periodo trágico en Europa.

Abarcando los años de la guerra, con la presencia permanente de unos paisajes delicadamente filmados por la directora de fotografía Caroline Champetier, la película resulta conmovedora, al ir mostrando la intimidad emocional de sus personajes.

sevilla-32-zamaZama es la última película de la directora argentina Lucrecia Martel, coproducida por los hermanos Almodóvar. Se trata de una obra que mantiene los muy personales rasgos de esta autora, ya establecidos en obras como La ciénaga (2001), La niña santa (2004) o La mujer sin cabeza (2008).

Sus historias se caracterizan porque los personajes se desenvuelven en ambientes enfermizos, densos, en los que parecen atrapados por un destino irremediablemente marcado. La película toma como referencia la novela de Antonio de Benedetto del mismo título.

Diego de Zama (Daniel Giménez Cacho) es un funcionario de la corona española en el Nuevo Mundo, destinado a finales del siglo XVIII en un aislado destacamento. Es un personaje desilusionado y cansado que pretende un ascenso y el traslado a Buenos Aires. Se trata de una historia existencial en el que Diego de Zama hace gestiones para salir de su estancamiento personal y profesional, pero nada cambia. De hecho, es ninguneado por sus superiores y ridiculizado por su entorno.

Historia de corte trágico y alucinatorio que va mostrando progresivamente aspectos que anuncian un desenlace aciago. Interesante filme que aporta una visión desoladora sobre la colonización americana por parte de España.

A Ciambra es una estimulante obra de Jonas Carpignano, un joven director que nos propone su segunda película, presentada en Cannes y premiada en su Quincena de Realizadores.

La trama gira en torno a la vida de una familia gitana que vive en la comunidad de A Ciambra, situada en Calabria, al sur de Italia. El protagonista del filme es un niño de catorce años, interpretado convincentemente por Pio Amato. La cámara sigue permanentemente a este adolescente que se desenvuelve en un entorno poco ejemplar. Busca emular a los adultos de su alrededor que se dedican al robo, la estafa o a negocios turbios. Pio quiere ser como su hermano mayor Cosimo (Damiano Amato) un delincuente que es encarcelado.

El filme no juzga a Pio ni a su entorno familiar compuesto por hermanos, tíos, padres y un abuelo anciano, la familia de los Amato, que en la película se “interpretan” a sí mismos. Carpignano muestra una realidad llamativa y poco conocida, como es la de los gitanos, un colectivo que vive con sus propias reglas y códigos, dedicados a actividades de superviencia. Película de gran verismo y potencia visual que se articula como un documental de ficción.

Winter Brothers es la ópera prima del islandés Hlynur Pálmason, con la que ha obtenido cuatro galardones en el Festival de Locarno. Filme que presenta una historia dura y provocadora en la que dos hermanos, de personalidades contrapuestas, terminan enfrentándose.

El contexto de la historia es el trabajo en una mina, y tanto su realidad física, como las condiciones de trabajo y la relación entre los trabajadores, son los elementos que sostienen la narración. Como hemos tenido ocasión de ver, en el joven cine islandés —como Rams. El valle de los carneros (2015)— la naturaleza asume un papel protagonista, aportando dureza y entornos exigentes al relato.

El desencadenante del enfrentamiento entre los hermanos, Johan (Simon Sears), el mayor, de carácter tranquilo y responsable en su trabajo, el otro Emil (Elliott Crosset Hove), aficionado a las armas y fabricante de aguardiente casero con productos robados que vende a los trabajadores de la mina. El desencuentro se produce por la rivalidad de ambos por una vecina (Victoria Carmen Sonne). Emil irá acumulando problemas, cuando uno de sus compañeros muere por ingerir su licor, y su hermano le arrebata a su novia.

A destacar el trabajo de la directora de fotografía, Maria Von Hausswolff, creando un entorno frío emocionalmente. Muy importante también el diseño de sonido de Lars Halvorsen. Película sencilla que habla de los sentimientos y nuestros instintos. De la necesidad de querer y ser querido.

sevilla-35-violent

A Violent Life está dirigida por Thierry de Peretti, un actor metido a labores de dirección. El filme plantea la cuestión del independentismo corso, que tomó a partir del último cuarto del siglo XX una deriva violenta. Varios grupos independentistas, entre ellos el Frente Nacional de Liberación Corso, optaron por el uso de las armas para luchar por la independencia de la isla frente a Francia.

La película se inicia con una secuencia en la que dos activistas de un grupo terrorista corso son asesinados y quemados por unos matones a sueldo de la mafia local. Un joven de familia burguesa que vive en París, donde se ha trasladado tras haberse implicado en los turbios asuntos del terrorismo en la isla, al conocer ese asesinato vuelve a reencontrarse con sus antiguos compañeros, y también con sus antiguas convicciones que hoy pone en cuestión.

Toda la película se apoya en este personaje, interpretado por Jean Marc Michelangeli, que debuta en el cine con este papel protagonista. Con un flash-back inicial conocemos los primeros pasos de este joven que por convicción ideológica toma contacto con un grupo independentista, que decide en un momento dado recurrir a la violencia terrorista.

La evolución ideológica del protagonista es el hilo conductor de la historia, desde sus sentimientos reivindicativos generados por un Estado Central que les olvida, hasta desembocar en el desencanto y en el miedo por su vida, que viene de la mafia, una de las ‘fuerzas vivas’ a las que se han enfrentado en la isla. Película rodada en clave realista, fue estrenada en la Quincena de Realizadores de Cannes.

Por otra parte, el Festival de Cine de Sevilla rinde homenaje en esta edición a los hermanos Taviani, leyendas vivas del cine europeo, que estrenan aquí su última película, Una questione privata.

Una obra que plasma con elegancia y sencillez una historia que transcurre en el Piamonte durante la Segunda Guerra Mundial, en la que jóvenes partisanos y fascistas se matan entre sí. Una historia de amor entre tres personajes se entrecruza en ese paisaje de guerra, dotando al relato de humanidad y aportando un hilo de esperanza, ante un presente incierto.

Escribe Juan de Pablos Pons

sevilla-36-questione