20 Festival de Málaga, cine en español (3): Palmarés

  27 Marzo 2017

El triunfo del cine sin artificios

veranop1993-1La vigésima edición del Festival de Málaga concluye dejando tras de sí más de una semana en la que el cine, incluyendo el de autor y el de género, ha primado sobre el espectáculo. Tras una fase en la que parecía importar más la cantidad de rostros televisivos y celebrities sobre la alfombra roja que la calidad de las proyecciones, en los últimos años ha ido abriendo el abanico de su oferta y ampliando sus escenarios, y si bien es cierto que visto desde fuera el “ambiente” de los estrenos del Teatro Cervantes en la Sección Oficial de largometrajes, por ejemplo, puede que haya sido menor que otros años, a juzgar por los datos ello no es sino una muestra de que algo ha cambiado, sí, pero en positivo. 

El otro día comentaba todo esto con otros compañeros periodistas en un momento de Festibar, y reflexionábamos también sobre si el adelanto de fechas del certamen, en abril e incluso en mayo en ediciones anteriores, y la bajada de temperaturas de los últimos días no podían haberlo, en cierta forma, deslucido.

¿Dónde está la gente? En el cine

Pero también el frío invita a las salas. Y en este sentido, en una especie de vuelta a sus orígenes, el Festival de Málaga de este 2017 ha devuelto la oportunidad de que espectadores y periodistas se codeen con gente del cine, al incluir múltiples eventos de pequeña escala, mucho más allá de la alfombra roja. Deja tras de sí un balance muy positivo en cuanto a número de espectadores y un palmarés en el que ha triunfado el cine en español sin artificios, con independencia de su enfoque o nacionalidad.

Así ha sucedido en su Sección Oficial, cuyo Jurado, integrado por Emilio Martínez Lázaro (Presidente), Pablo Berger, María Botto, Iván Giroud Gárate, Elena Ruiz y Alejandra Trelles, ha otorgado la Biznaga de Oro a la mejor película española a Verano 1993, de Carla Simón. Una cinta que había sido ya premiada en Berlín, cuya realizadora ha sido también reconocida en otras secciones previas estos días en Málaga y que partía entre las favoritas.

¿Sus mayores logros? Quizás el hacer una gran película de un tema manido, sin caer en estereotipos y sin pretensiones más allá de compartir su visión acerca de una experiencia que, en parte, vivió en primera persona, la de una niña que tiene que aceptar su nueva vida tras la muerte de su madre por sida. Un delicioso viaje en el que mientras parece no pasar nada pasa mucho (las escenas de juegos de las pequeñas, por ejemplo) y en el que el espectador llega a empatizar con cada uno de los protagonistas.

Otra de las películas triunfadoras ha sido Selfie, de Víctor García León. Además de llevarse el premio que otorga la crítica, ha recibido mención especial del jurado “como representante de una forma nueva de entender la expresión cinematográfica, sacando el mayor partido de una obligada economía de medios, y acercándose a la realidad inmediata con una mayor verosimilitud”. Y es que si Verano 1993 ha conmovido por su sencillez y humanidad, Selfie lo ha hecho por su peculiaridad.

Otra película sarcástica sobre política, la argentina El candidato, también muy comentada, se ha quedado fuera del palmarés, en el que Últimos días en La Habana, de Fernando Pérez, se ha alzado con la Biznaga de Oro a la mejor película Iberoamericana. Mientras que No sé decir adiós, de Lino Escalera, ha obtenido Biznaga de Plata Premio Especial del Jurado y Mejor Guión (además de mejor actriz a Nathalie Poza). El premio de mejor actor ha sido, indiscutiblemente, para Leonardo Sbaraglia, pero no por Nieve Negra, que se va con las manos vacías, sino por El otro hermano, cinta también a concurso y que para algunos habría merecido un mayor reconocimiento. Juan Diego suma otra biznaga más a su currículum como mejor actor de reparto por No sé decir adiós, mientras que la mejor actriz ha sido Gabriela Ramos por Últimos días en La Habana.

La sorpresa quizás haya sido la Biznaga de Plata a la mejor dirección, que ha recibido Víctor Gavirria por La mujer del animal, también mejor montaje. Aunque no es de extrañar que los votos se repartan para apoyar a cuantas más películas mejor, y en este sentido, completan el palmarés otras como Plan de fuga (mejor música) o Redemoinho (mejor fotografía).

Fuera de concurso, la cinta del malagueño Ignacio Nacho, El intercambio, que había generado mucha expectación y que ha sido estrenada los últimos días, ha pasado sin pena ni gloria, por el certamen.

La tradicional entrega de premios de la sección oficial (porque antes ya se han dado otros) en la Gala de Clausura este año, el 25 de marzo, ha contado con un agregado: la entrega del reconocimiento que hace el certamen al actor malagueño Antonio Banderas, cuya rueda de prensa ha tenido que ser trasladada, por cuestiones de aforo, del Teatro Cervantes a la Alcazaba malagueña.

Noche de focos para concluir un festival en el que lo mejor ha estado, sin duda y pese a algunos clarouscuros, dentro de las salas.

Escribe María Sánchez | www.cibermarikiya.com | @cibermarikiya

la-mujer-del-animal