44º Festival Internacional de Cine de Huesca

  01 Julio 2016

Un referente para el cortometraje

huesca-cartelEl pasado 25 de junio terminó la cuadragésimo cuarta edición del Festival Internacional de Cine de Huesca. Este año se recibió un total de 1.724 obras, de las cuales fueron preseleccionadas 79, provenientes de 24 países de Europa, América y Asia. Los países con más representación han sido España y Francia, con 18 y 13 obras respectivamente, seguidos de Alemania y Países Bajos, con ocho obras cada uno.

El jurado internacional, compuesto por el creador del Festival de Cortometrajes Clermont-Ferrand, Georges Bollon; José Luis Farias, director de Festival Internacional de Animación de Medellín, y la actriz Ruth Núñez, eligió como obra ganadora y Premio Danzante en la categoría de mejor obra internacional, el cortometraje Houvast, de la directora Charlotte Scott-Wilson (Países Bajos).

El jurado iberoamericano, compuesto por Alice Arecco, responsable del programa artístico del Milano Film Festival y, desde 2007, también del Festival de Cine Africano, Asia y América Latina; el actor Carlos Iglesias, y Will Massa, director del Programa Superior del departamento de cine del British Council, ha elegido como ganador y Premio Danzante en la categoría de mejor obra iberoamericana al cortometraje Rosinha, del brasileño Gui Campos.

El jurado documental, compuesto por Alexandra Gramatke, directora de la KurzFilmAgentur de Hamburgo; el productor y miembro de la EGEDA, Gaizka Urresti y la productora ejecutiva de Lolita Films, Lola Mayo, ha elegido como ganador y Premio Danzante en la categoría de mejor obra documental al cortometraje 9 days from my window in Aleppo, de Floor vand der Meulen y Thomas Vroege (Países Bajos).

Además de los tres premios Danzante, que pasan a la preselección de los Oscar 2017; el Jurado Joven, que se encarga de premiar a aquellos directores que han pasado a la selección oficial con su ópera prima o segunda obra —y que este año ha estado compuesto por Judith Torres, Julia Roncón y Sara Laborda—, ha elegido como obra ganadora en la categoría internacional al cortometraje Yul et le serpent, de Gabriel Harel (Francia). En la categoría de mejor ópera prima iberoamericana, el premiado ha sido el español Néstor Ruiz Medina por su cortometraje Baraka.

El premio Jinete Ibérico, concedido por el Instituto de Estudios Altoaragoneses al mejor cortometraje de animación, ha sido para Zeezucht, de Marlies van der Wel (Países Bajos).

El Premio Cacho Pallero (segunda mejor obra iberoamericana) ha sido para Sentimental, de Sandra Flomenbaum (Argentina). El Premio José Manuel Porquet al mejor corto documental producido en un país iberoamericano ha sido para Yo no soy de aquí, de Maite Alberdi y Giedrè Zickytè (Chile).

Finalmente, el Premio del Público ha sido para Alike, de Daniel Martínez Lara y Rafa Cano, que ya había ganado el Goya al mejor cortometraje de animación en la pasada edición.

También se han concedido varias menciones especiales. El jurado internacional ha querido otorgar la mención Francisco García de Paso a The culprit, de Michael Rittmannsberger (Alemania), por ser el cortometraje que mejor ha resaltado la defensa de los valores humanos.

El jurado iberoamericano ha concedido una mención especial a 5 segundos, de David González Rudíez (España) y otra mención especial para el cortometraje de animación Down by love, de José Corral (España). El jurado documental se la ha otorgado a Tarikat, de Jamijn Schrofer (Países Bajos). También el Jurado Joven ha querido ofrecer una mención especial a Gewitterzellen, de Jakob Schmidt (Alemania).

down by love

Este año se han celebrado dos galas, una al comienzo del festival, el viernes 17 de junio. Allí se otorgó el premio Ciudad de Huesca (a profesionales del medio en pleno apogeo de su carrera artística) a Paula Ortiz y el Premio Pepe Escriche (a personas que impulsan la creación y difusión de contenidos audiovisuales) a Pilar Martínez-Vasseur, directora del Festival de Cine Español de Nantes. Al final de la gala se proyectaron tres cortometrajes de la directora Paula Ortiz y el making-of de su última película, La novia.

El miércoles 22 de junio se celebró la gala de entrega del premio Luis Buñuel (concedido a profesionales que han tenido una gran carrera cinematográfica) al consagrado actor y guionista Jean Claude Carrière, el cual ganó un Oscar a mejor cortometraje de ficción en 1962 por Heureux Anniversaire y se le otorgó el Oscar Honorífico en 2015. Irónicamente ha sido un gran colaborador de Luis Buñuel como guionista en muchas de sus películas (Diario de una camarera en 1964, Belle de jour en 1967, El discreto encanto de la burguesía en 1972, El fantasma de la libertad en 1974, Ese oscuro objeto del deseo en 1977 y La vía láctea en 1969). Además de proyectarse su cortometraje ganador del Oscar, pudimos ver el documental Carrière, 250 metros, del mejicano Juan Carlos Rulfo, donde se habla de su carrera como guionista y su vida en Francia.

A pesar de que el cortometraje es la marca de identidad del festival, también se ha dejado hueco para el largometraje. Como novedad, se han estrenado cuatro largometrajes de nuevos realizadores: La delgada línea amarilla, de Celso García (Méjico), Angelita la doctora, de Helena Tritek (Argentina), Gernika, de Koldo Serra (España) y Bestfriends, del aragonés Carlos Val y el alemán Jonas Grosch (Alemania). Además contamos con la presencia de Koldo Serra y Carlos Val en sus respectivos días de estreno.

En cuanto a actividades paralelas al festival, hemos podido disfrutar de vermús de mediodía con profesionales del medio. Los invitados a estas actividades han sido Carlos Iglesias, Koldo Serra y José Alba, Gaizka Urresti, Lola Mayo y José Luis Farias y Ruth Núñez. También ha habido charlas sobre la profesionalización del cine en Aragón, sesión de cine para niños y adolescentes, así como la actividad Mayores al festival, que recorre todas las residencias públicas de la tercera edad de la ciudad de Huesca proyectando sesiones de cortometrajes seleccionados.

houvast

También pudimos disfrutar del concierto de Luthea Salom en la sala El 21 y de una deliciosa cena showcooking, a la que se le dio el nombre de gastrocine, donde se proyectaban cortometrajes relacionados con la comida y el cocinero de El Enebro, Rubén Pertusa, cocinaba un plato relacionado con el producto que aparecía en la obra.

Por la noche, hubo sesiones de cortometrajes en el punto de encuentro del festival, que este año ha sido en el espacio multidisciplinar La Catalítica. Estas sesiones, a las que se les ha dado el nombre de Cortolíticos, han tenido diferentes temáticas: cortometrajes de cultura pop, cortometrajes con temática Shakespeare, cortometrajes donde ha colaborado Hufo (Huesca Film Office), cortometrajes realizados por alumnos de la Universidad San Jorge y los cortometrajes finalistas a los Premios Goya 2015.

En La Catalítica también pudimos disfrutar de la fiesta de inauguración del festival el día 17 de Junio con una performance de vídeo y música llevada a cabo por el Dj Ik Er y una fiesta de clausura el 25 de Junio de la mano del Dj Ale Musicman.

La valoración general del festival ha sido muy positiva. Los miembros de la organización han destacado el alto nivel que cada año se puede observar en las obras seleccionadas. Por la ciudad de Huesca han ido pasando muchos cortometrajistas y productores de España y el extranjero que han podido disfrutar de la gastronomía, vida cultural y nocturna de la ciudad, así como visitas guiadas por los alrededores de la provincia. También se ha notado una mayor participación e implicación de los habitantes de la ciudad, llenándose más que otros años la sala del teatro Olimpia, lugar de proyecciones de las sesiones de cortometrajes a concurso.

Con todos estos resultados positivos cerramos la cuadragésimo cuarta edición de un festival que es ya todo un referente para el cortometraje a nivel mundial.

Escribe Gala Gracia

angelita la doctora