19 Festival de Cine Español de Málaga (1): previo

  22 Abril 2016

¿Festival de cine en español?

malaga-0-cartelEl Festival de cine Málaga arranca su decimonovena edición ampliando sus horizontes y continuando con su apuesta por las óperas primas y el cine próximo a la realidad

Un año más, y ya son diecinueve, Málaga es epicentro del séptimo arte a través de su festival, que se inicia el 22 de abril y finaliza el 1 de mayo. Toca de momento, para abrir boca, hacer un balance de las novedades de la edición de un evento de creciente repercusión, que lleva ya semanas apareciendo, incluso antes de su presentación oficial el pasado 15 de abril, prácticamente a diario en la prensa local.

Quizás lo más significativo —al menos a nivel mediático— sea el cambio de denominación que entonces anunció su director, Juan Antonio Vigar, y que se materializará a corto plazo. Y es que el actualmente llamado Festival de Cine Español, que ha visto crecer, en los años más recientes, su sección de Territorio Latinoamericano, pasará a llamarse Festival de Cine en Español. El objetivo es, según Vigar, abrirse al ámbito hispanohablante. Un planteamiento que ha suscitado cierto debate en torno a su posible pérdida de identidad frente a otros certámenes, como el de Huelva, que nacieron ya con una clara orientación a lo latinoamericano.

Frente a los apoyos y a la buena acogida que ha tenido la mayor apuesta por el cine malagueño (con secciones como Málaga Cinema, surgida hace un par de años y que reconoce talentos locales), voces críticas como la del productor y cineasta malagueño Carlos Tailefer, apuestan por que los esfuerzos se focalicen en la producción nacional. Entre los argumentos que exponía en un artículo recién publicado en el diario La Opinión de Málaga, el hecho de que en la sección oficial de Largometrajes a concurso, columna vertebral del festival, la mayoría continúen siendo óperas primas, y que buena parte de las películas españolas de los últimos Goya no usaran, la edición anterior, el certamen malagueño como plataforma de lanzamiento.

Polémicas aparte por este cambio de planteamiento, lo cierto es que el festival continúa contribuyendo a la oferta cultural de la capital malagueña más allá de su semana grande. En los últimos años viene organizando bajo su marca, el llamado MaF, programa de eventos gratuitos de cine, arte, artes escénicas y literatura que se inician prácticamente mes antes del certamen (en 2016 han sido, en total, 178 los ofertados), y este año, además, tras el certamen, el Festival Alternativos traerá a varios teatros de la ciudad, entre el 18 y el 22 de mayo, distintos conciertos de música indie.

Todo va creciendo en el Festival de Málaga. Hasta la ya tradicional alfombra roja para el paseíllo de actores y cineastas de camino a los estrenos y galas del Teatro Cervantes. En los últimos años el espacio reservado a los medios se había quedado pequeño, y especialmente los reporteros gráficos tenían complicado realizar su labor profesional ante el crecimiento de profesionales acreditados.

Por esta razón y, sobre todo, por dar mayor protagonismo a la fachada del Cervantes en las imágenes, el desfile de los protagonistas será ahora más largo y en línea recta, y la ubicación reservada a los fotorreporteros propiciará que la mayoría de las instantáneas tengan como fondo no ya al público sino la fachada del teatro (aspecto que también suscitó, como contábamos desde Encadenados, cierta polémica entre parte del gremio profesional, que aludía perder parte del encanto de las fotos sin este público, durante la última edición).

Una edición, la de 2015, que atrajo a cerca de 900 periodistas acreditados (¡gran esfuerzo el que realizan los compañeros del equipo de prensa del certamen!) y de 122.000 espectadores a las distintas salas malagueñas. La que comienza ahora, en vista de las previsiones, superará estas cifras. Con un 5 por ciento más de solicitudes de películas (entre largometrajes, cortos y documentales) que el año anterior, finalmente serán 167 cintas las que compongan el programa.

malaga-3-toro

Un programa variopinto pero que cuenta, según declaraciones del director del certamen, con un denominador común, y es que buen número de las cintas pretenden ser reflejo, o al menos, aproximarse a la realidad que estamos viviendo. En la línea, quizás, de Sin techo, estrenada el pasado año y que, protagonizada por la linarense Natalia Molina, que esta edición presentará la gala inaugural, le ha otorgado a ésta varios galardones y reconocimientos posteriores.

Competirán en la sección oficial de largometrajes estos días, así, 14 cintas: Cerca de tu casa, de Eduard Cortés, también sobre desahucios pero en forma de musical; El Rey tuerto, de Marc Crehuet; Gernika, de Koldo Serra; Kóblic, de Sebastián Borensztein; La noche que mi madre mató a mi padre, de Inés París; La próxima piel, de Isaki Lacuesta e Isa Campo; La punta del iceberg, de David Cánovas; Quatretondeta, de Pol Rodríguez; Rumbos, de Manuel Burló Moreno; Zoe, de Ander Duque; Callback, de Carles Torras; Julie, de Alba González de Molina, y Nuestros amantes, de Miguel Ángel Lamata. La encargada de inaugurar el festival, fuera de concurso, será Toro, dirigida por Kike Maíllo, protagonizada por Luis Tosar y Mario Casas y rodada parcialmente en Málaga y Torremolinos. También fuera de concurso podrá verse Acantilado, de Helena Taberna.

En la innovadora sección de Zona Zine se estrenarán El perdido, de Christophe Farnarier; Esa sensación, de Juan Cabestany, Julián Génisson y Pablo Hernando; Estirpe, de Adrián López; Kauflanders, de Olaia Sendón; Cenizas, de Llátzer García, y Los comensales, de Sergio Villanueva.

En Territorio Latinoamericano competirán otros 9 largometrajes, a los que se sumarán varios documentales y dos películas de ficción, La isla del viento, de Manuel Menchón y El signo de Caronte, de Néstor F. Dennis en la sección Málaga Premiere.

Actividades como el llamado Gastroweekend, que une por segundo año cine y gastronomía durante el primer fin de semana del certamen y contará con prestigiosos chef; el Congreso Documental, recuperado gracias a la colaboración de diversos organismos públicos y universidades; o distintas exposiciones fotográficas, de arte y diseño en diversas ubicaciones de la ciudad, entre otras, completan la gran semana del cine en Málaga.

Aún es pronto para apostar por las cintas ganadoras de las Biznagas, ya iremos viendo. Pero lo que ya es seguro es que serán galardonados la actriz Paz Vega (Premio Málaga); Gracia Querejeta (Premio Retrospectiva); Santi Amodeo (Premio Eloy de la Iglesia); Emilio Gutiérrez Caba (Biznaga Ciudad del Paraíso), y la montadora Teresa Font (Premio Ricardo Franco).

Y también es seguro que hay, en Málaga, muchas ganas de ver caras conocidas pero, sobre todo, buen cine, en un evento que ha logrado que la ocupación hotelera roce cifras de temporada alta.

Escribe María Sánchez | @cibermarikiya

malaga-2-cartel