21 Premios Forqué 2016

  18 Enero 2016

Truman gana y el evento crece  

penelope-cruzEl Palacio Municipal de Congresos de Madrid alberga desde hace tres ediciones los Premios Forqué que otorga EGEDA (Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales) como reconocimiento a los valores técnicos y artísticos a las mejores producciones de nuestro cine, realizadas el año anterior, concretamente para esta edición entre el 1 de diciembre de 2014 y el 30 de noviembre de 2015.

El acto, celebrado el lunes 11 de enero, estuvo presidido por el Ministro de Educación, Cultura y Deporte Íñigo Méndez de Vigo, la presidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes y el presidente de la Academia de Cine Antonio Resines, entre otras personalidades. Por la alfombra roja desfilaron algunos de los nominados (con ausencias notorias como la de Isabel Coixet, Javier Cámara o Ricardo Darín) y numerosas miembros del mundo de las ciencias y las artes audiovisuales, la cultura, la prensa… o el deporte, como la bicampeona del mundo de badminton Carolina Marín, que también participó en la gala.

¿Cuál es el sentido de esta fiesta cinéfila? se preguntaban nuestros compañeros redactores de la edición de 2008. Hoy ocho años después aún no tenemos la respuesta ante la magnitud que va adquiriendo el evento. Una fiesta discreta, que nació casi como homenaje a un cineasta querido, de la que sólo se hacía eco la prensa escrita, ha pasado a convertirse en un pomposo acontecimiento mediático retransmitido este año incluso por La 1 de TVE.

En 1996, año de su creación, se otorgó un único premio, el de mejor película. En 2003, se incluyeron dos más… y así han ido creciendo hasta los ocho galardones actuales (7 trofeos y la medalla de oro de Egeda), dos de ellos recién creados.  

En esta 21ª edición los premios estrenan un logotipo más informal, moderno y significativo realizado por el creativo Mikel Urmeneta que utiliza una tipografía manual en la que juega con la letra O para crear dos ojos que miran una pantalla o dos focos que alumbran en la oscuridad en lo que pretende ser un cruce de miradas entre el espectador y la gala de estos premios.

La gala

Esta imagen moderna que transmite la nueva imagen corporativa de los premios no estuvo en consonancia con la escenografía y diseño del evento. Edu Soto actuó como maestro de ceremonias abriendo y cerrando, con un número de revista algo trasnochado, una gala anodina, falta de glamour e imaginación y con un pésimo sonido, presentada por José Corbacho y Macarena Gómez, que intentaron añadir algo de chispa, y amenizada por las actuaciones musicales de varios cantantes (Pablo López, Soraya, Manuel Carrasco, Edurne y Antonio Orozco) y del grupo Tricicle, sin duda el mejor momento.

Las producciones que este año optaban al galardón a mejor película (categoría que engloba ficción y animación) fueron estrenadas en 2015: A cambio de nada de Daniel Guzmán, El clan de Pablo Trapero, Nadie quiere la noche de Isabel Coixet y Truman de Cesc Gay.

El primer premio de la noche fue entregado por Carolina Bang y Tristán Ulloa a 24, Nacido en Gaza (2014) de Hernán Zin como mejor largometraje documental, una película que da voz a diez niños valientes. También competían esta categoría: 13, Miguel Poveda (2015) de Francisco Ortiz, Basilio Martin Patino: La décima carta (2014) de Virginia García del Pino, Ciutat Morta de Xapo Ortega y Xavier Artigas, y I am your father (2015) de Toni Bestard y Marcos Cabotá.

Unax Ugalde y Lucreia recordaron la 2ª edición de los premios Platino y entregaron el premio a la mejor película latinoamericana de esta edición a El club (2015) de Pablo Larrain (Chile), uno de los títulos más potentes del año, que compartía nominación con El clan (Argentina, España), La memoria del agua (2015) de Matias Bize (Alemania, Argentina, Chile, España), Magallanes (2015) de Salvador del Solar (Argentina, España, Colombia, Perú) y El abrazo de la serpiente (2015) de Ciro Guerra (Argentina, Colombia, Venezuela).

natalia-de-molina

Después, el presidente de Egeda, Enrique Cerezo, leyó la carta llena de deseos que los productores españoles han escrito a los reyes/reinas magos/as para que mejoren el cine español durante los próximos cuatro años y entregó la Medalla de Oro de Egeda al actor, director, guionista y productor Santiago Segura, reconocido con este galardón honorífico por ser un productor joven arriesgado, innovador y de éxito.

El showman más mediático del momento, que ha conseguido con su serie de películas sobre Torrente cifras récord nunca antes alcanzadas en la taquilla española, recibió el galardón ocurrente y agradecido, recordando a todos los que le han ayudado a llegar hasta aquí, “amiguetes”, familia (sobre todo su madre) y, cómo no, los espectadores.

En cuarto lugar se entregó uno de los premios debutantes de la noche, el de Cine y educación en valores, concedido por la FAD (Fundación de Ayuda contra la Drogadicción) y en el cual se incluyen todas aquellas películas cuya temática fomente la reflexión y ayuden a reducir la aparición de conductas de riesgo además de fomentar el gusto por el cine como fuente de enriquecimiento cultural.

Presentado por Luisa Gavasa y Álvaro de Luna, el galardón recayó en la película de animación Atrapa la bandera de Enrique Gato, que se ha convertido en la segunda película española más vista de 2015, sólo por detrás de Ocho apellidos catalanes. Los premiados recordaron las miles de horas de trabajo, tres años y más de doscientas personas que han hecho falta para sacar adelante esta película cuya intención es hacernos “salir del cine mejor de lo que hemos entrado”. Las otras nominadas en esta categoría eran El club de los incomprendidos de Carlos Sedes, A cambio de nada de Daniel Guzmán, Requisitos para ser una persona normal de Leticia Dolera y Techo y comida de Juan Miguel del Castillo.

Berta Vázquez y Manuela Vellés presentaron el premio al mejor cortometraje, una categoría que se otorgaba por primera vez y que inauguró El corredor (2014) de José Luis Montesinos, producido por Caduco Films, que competía con Bikini (2014) de Oscar Bernacer, Inside the box (2013) de David Martín-Porras, Os meninos do rio (2014) de Javier Macipe Costa y Oscar desafinado (2014) de Mikel Alvariño.

mejorcorto

La Mejor interpretación masculina, presentada por Antonio Resines y Bárbara Leni, fue para Ricardo Darín por Truman, cuyo galardón recogió el director de la película Cesc Gay en su nombre. También estaban nominados su compañero de reparto Javier Cámara, Luis Tosar por El desconocido, Pedro Casablanc, por B, la película  y Guillermo Francella por El clan.

Tricicle fue el encargado de entregar el premio a la mejor interpretación femenina a Natalia de Molina por Techo y comida, a cuyo director dio las gracias nerviosa y emocionada por ofrecerle el papel de su vida, una madre coraje que representa a muchas otras actuales. Confesó no creerse lo que le estaba pasando por haber conseguido imponerse a sus compañeras de nominación: Irene Escolar por Un otoño sin Berlín de Lara Izaguirre, Juliette Binoche por Nadie quiere la noche, Nora Navas por La adopción de Daniela Fejerman y Penélope Cruz por Ma Ma   de Julio Medem.

Javier Gutiérrez y Aitana Sánchez-Gijón entregaron el galardón más importante de la noche, el de mejor largometraje (ficción y animación) para la película Truman de Cesc Gay que subió a recoger el premio acompañado de Marta, su productora habitual, orgulloso de seguir trabajando con su equipo de siempre de los cuales dijo que eran “como una pequeña familia, casi siciliana”.

El resto de finalistas de este año tendrán que esperan a ver qué les depara el destino en los próximos  certámenes.

Escribe Purilia | Fotos Mercedes López | Galería de fotos de la entrega de premios

segura


Más información sobre los premios Forqué:

http://www.encadenados.org/rdc/todo-lo-demas/3573-premios-forque-2014

http://www.encadenados.org/rdc/todo-lo-demas/2115-premios-egeda-2011

http://www.encadenados.org/rdc/todo-lo-demas/1078-premios-egeda-2009

http://www.encadenados.org/rdc/todo-lo-demas/527-premios-egeda-del-cine-espanol-2008

premiados