Sevilla, XII Festival de Cine Europeo (5): Valoración final

  21 Diciembre 2015

Objetivos cumplidos

sevilla-01-cartelEsta edición del Festival de Cine de Sevilla que finalizó el pasado 14 de noviembre ha cumplido con sus objetivos, ya que ha ofrecido un panorama fidedigno de lo que el cine europeo produce en estos momentos. La respuesta del público como es habitual en Sevilla, ha sido favorable; y el nivel de las películas proyectadas ha tenido una calidad indudable en muchos casos.

A diferencia de años anteriores, en esta ocasión no ha habido país invitado, aunque en la Sección Oficial el cine francés ha sido el más representado. El festival sustituyó sus actos de clausura por una concentración y la lectura de un manifiesto para condenar los terribles atentados de París.

En cuanto a lo visto a lo largo de la intensa semana de proyecciones, cabe señalar  algunos apuntes. El primero es resaltar que el cine europeo es sensible a la realidad que nos rodea, ya que aborda temas como la crisis económica y sus consecuencias (La loi du marché; Over the Years); la violencia de género (One floor below); las dificultades de los jóvenes ante la vida (Peace to us in our dreams); el terrorismo islamista (Frenzy)  o la adicción a las armas (The other side).

Otra faceta destacable ha sido en esta ocasión la presencia de directores veteranos que siguen realizando un cine original y ambicioso. Así, cabe destacar los trabajos de Marco Bellocchio (Blood of my blood); Amos Gitai (Rabin, the last day); Peter Greenaway (Eisenstein en Guanajuato) o Paul Vecchiali (C’est l’amour).

Las coproducciones han sido el soporte más habitual de la mayoría de los filmes presentados. Es una fórmula que permite impulsar a creadores de diversos orígenes, como los países del Este, o latinoamericanos. Cabe destacar a modo de ejemplo, la estimable Pozoamargo, coproducción hispano-mexicana, dirigida por Enrique Rivero.

En cuanto al palmarés, en esta edición se ha reconocido la capacidad creativa de un director español, José Luis Guerín, que ha obtenido el Giraldillo de Oro con su película La academia de las musas. En la línea habitual de este director, la película se inicia con una apariencia de documental, rodado en un entorno universitario donde se lleva a cabo un seminario sobre poesía. Pero se trata de una ficción en la que diferentes musas dan pie a un juego dialéctico sobre el amor, la pasión y la atracción personal.

El Giraldillo de Plata ha recaído en Las mil y una noches, filme proyectado en tres partes, dada su larga duración; es una coproducción de Portugal, Francia, Alemania y Suiza dirigida por el portugués Miguel Gomes. Se trata de una propuesta bastante original, en tanto que los cuentos de Scherezade tienen lugar en uno de los países más castigados por la crisis, Portugal. Mezcla de realidad y ficción, esta edición del clásico oriental, toma la forma de una tragicomedia con toques surrealistas.

El Premio Especial del Jurado, ha recaído en la película Rabin, the last day, de Amos Gitai, que relata, combinando imágenes reales con la reconstrucción ficcionada de los acontecimientos acaecidos en torno al asesinato del primer ministro de Israel Isaac Rabin, en el año 2005, a manos de un ultraderechista judío.

El Gran Premio del Público ha recaído en Mustang, coproducción dirigida por Deniz Gamze Ergüven, que narra la vida de cinco hermanas adolescentes huérfanas, que están bajo la tutela de su abuela y su tío, que las sacan del instituto y las encierran en casa en nombre de la moralidad.

El italiano Roberto Minervini ha logrado el premio a la mejor dirección por The Other Side, un filme, que también ha recibido el premio a la mejor fotografía, y que se adentra en la América profunda, siguiendo a personas reales que se mueven en los límites de la legalidad como consumidores y pequeños traficantes de droga; realizando también una aproximación a la fascinación de los norteamericanos por el culto a las armas de fuego.

En suma, una edición para disfrutar de buen cine europeo; oportunidad que nos brinda este festival para conocer un buen puñado de películas de interés que, desafortunadamente para muchos aficionados al cine, no llegarán a las pantallas comerciales de nuestro país.

Escribe Juan de Pablos Pons

sevilla-51-academia-musas