Cinema Jove 2015 (3): Más allá de la Sección Oficial

  29 Junio 2015

 

De Fausto a Noche de miedo

jove-31-frightnightYa veníamos advertidos desde un principio, las obras que componen la Sección Oficial tienen como factor común reflejar la realidad del mundo en que vivimos. Una realidad a veces complicada, en otros momentos dulce. Cuestión de azar tal vez, pero al fin todas las películas que hemos podido ver de la Sección Oficial de Largometrajes pertenecen al primer grupo: historias que plasman realidades tan descarnadas, tan duras que rozan el tremendismo. Tremendismo en el acercamiento desvestido de todo sentimentalismo a unos hechos cruentos; en la construcción de unos personajes escuetos en palabras; y en la aridez del marco espacial en que sus realizadores enmarcan las historias.

Toda una puesta en escena con el objetivo de producir una sensación de desazón –generalizada como se pudo comprobar– en el espectador más predispuesto a ver este tipo de cine.

Guiados por el factor común antes comentado y con el ejemplo gráfico de los largometrajes que hemos podido ver no es difícil llegar a la siguiente reflexión: se nos dibuja un panorama en que la representación del sufrimiento ajeno, de la tragedia del otro, que golpea brutalmente lo más profundo del alma del espectador, parece ser sinónimo de cine de calidad. Pues este cariz lo comparte la mayoría de títulos, y no sólo en esta sección del Festival Cinema Jove sino que parece ser una tendencia que venimos apreciando tiempo atrás en la las propuestas que se estrenan en las salas de cine, tal vez sea una cuestión de ofuscamiento personal. O ¿el drama es más fácil de trabajar que el género musical o de ciencia ficción en una ópera prima con unas condiciones de presupuesto limitadas?

En el marco de la breve reflexión expuesta se encuadra I dine hænder / In Your Arms el trabajo de Samanou Acheche Sahistrom. Sus protagonistas son dos jóvenes que cruzan sus caminos en la residencia donde ella trabaja como enfermera y donde él reside como paciente postrado en una silla de ruedas. Niels tiene claro que quiere poner fin a su vida viajando a Suiza para cometer un suicidio asistido. Debido a su estado físico necesita de un acompañante para el viaje, su madre y hermano se ven incapaces de acompañarlo, pero María, que se siente en deuda con el joven, sí lo hará.

In Your Arms comprende principalmente el período de tiempo que dura el viaje de Dinamarca a Suiza, momento que el realizador aprovecha para trazar el perfil de estos dos solitarios, introvertidos y heridos personajes. Neils posee un carácter agrio y un humor sarcástico a veces cruel con María. Ella de apariencia débil, se encuentra en un momento de estancamiento personal lo que la hace vulnerable a los ojos de la sociedad, pero a la vez demuestra una entereza y valentía desmedida al decidir emprender este viaje tal vez ignorando lo que le espera, tal vez siendo consciente del impacto que tendrá en su auto conocimiento.

Acheche se enfrentaba a un tema muy difícil –el suicidio asistido– que consigue resolver ofreciendo un film a camino entre la desgarrada tragedia y el sentimentalismo más chistoso. Hay quien ve en este filme reminiscencias del cine de Lars von Trier de los inicios y es que la selección de escenas que compone In Your Arms es fuerte y brutal.

Muestra de ello es que Acheche acompañe a Niels hasta el último y preciso momento en que ingiere el medicamente que pondrá fin a su vida. Un momento conmovedor por lo que tiene de violento, pero que Acheche convierte en meta digna con una puesta en escena dulcificada con la música de Mozart que el propio protagonista acostumbra a escuchar a lo largo de la película. Nick Cave con su Into My Arms viene a sellar la experiencia vivida en la retina del espectador.

jove-32-i-dine-hnder

Las otras secciones I: Proyecciones especiales

En todo festival hay espacio para el deleite de los nostálgicos del cine de los origenes, cine primitivo, el cine mudo o como guste llamarse. En la 30ª edición de Cinema Jove este espacio estaba reservado para la proyección de Fausto de Friedrich Wilhelm Murnau (Alemania, 1926) con acompañamiento musical en directo a cargo del trío Arsénio Martins Ensemble.

Fausto fue la última película que F. W. Murnau dirigió en Alemania antes de trasladarse a los Estados Unidos para dirigir Sunrise (1927). Producida por la UFA, se basa en los cuentos tradicionales de Fausto de Goethe

Fausto es un sabio que dedica su vida a buscar la esencia del conocimiento y la verdad oculta de las cosas. Impotente ante la oleada de peste que arrasa el pueblo en que habita llega a un acuerdo con Mefisto, un arcángel, para que lo ayude. Pero éste debido a deudas pendientes con el propio diablo acaba traicionando a Fausto tentándolo con la juventud eterna a cambio de su alma inmortal.

Desde el punto de vista de los efectos especiales Fausto tuvo una gran influencia en las películas posteriores

Las otras secciones II: Cult Fiction: Horror+ Humor en el cinema americano de los 80’

Sección que sustituye a la desaparecida Cuadernos de autor, pero que mantiene la función de mirada retrospectiva hacia las películas destacadas de la historia del cine. No obstante y sin entrar en la  polémica sobre la calidad de dicha sección respecto a la anterior, cabe señalar que es una de las secciones que más éxito de público cosechó. Tal vez porque la entrada era gratuita, tal vez porque el escenario de los jardines de Viveros en verano es muy apetecible, tal vez por el perfil de los asistentes, en su mayoría jóvenes nacidos en la década de los ochenta con pocas oportunidades de disfrutar de estos films en pantalla grande.

De entre Gremlins (Joe Dante, 1984), Nightmare on Elm Street (Wes Craven), o Ghostbusters (Ivan Reitman, 1984) hemos podido asistir al pase de Fright Night, película con que debutó el norteamericano Tom Holland (1985) más conocido por Muñeco diabólico (Child’s Play, 1988). Fright Night es una película de terror que reúne todos los imprescindibles de las historias de vampiros.

Charley es un adolescente que vive con su madre, tiene una novia y le gustan las películas de vampiros. Su vida es muy tranquila hasta que llega un nuevo vecino a la casa de al lado. Charley pronto averiguará su secreto: se trata de un vampiro y justamente desde su llegada se están produciendo numerosas muertes en la ciudad. Pero ni la policía ni sus amigos lo creerán por lo que él con sus conocimientos aprendidos en las películas que tanto le gustan y con la ayuda de Killer Vampires –protagonista de un programa sobre vampiros– tendrá que enfrentarse al nuevo vecino.

El gusto de Holland por el deleite de lo perverso, como las escenas en que acudimos a la descomposición de los cuerpos de los personajes asesinados, así como la enumeración de todos y cada uno de los tópicos de las historias de vampiros hace de Fright Night una película muy, pero que muy divertida.

Escribe Aïda Antonino i Queralt

jove-33-faust