53 Festival de cine de Londres (2): pases matutinos

  26 Octubre 2009

Galas, ruedas de prensa y otros encuentros
Escribe Lucía Solaz Frasquet

53 Festival de Cine de LondresAlgo que el festival ha introducido este año son pases de prensa matutinos con películas que esa misma noche han de protagonizar las diferentes galas. A algunos de estos pases le han seguido ruedas de prensa de media hora con otra media hora para que los fotógrafos lleven a cabo su labor. Esto es algo muy de agradecer pues, de otra forma, a los reporteros sin clasificar nos resultaba muy difícil ver las principales películas del festival.

Quizás siguiendo el sistema clasista inglés, también la prensa está sujeta a categorías y privilegios. Los hay con un pase A, otros con un pase B, que imagino son los que pertenecen a medios muy conocidos o a aquellos que patrocinan el festival (The Times, Time Out, BBC, Sky, MTV, Empire, Sight and Sound, Variety, etc.) y el resto somos los inclasificados que tenemos que quedarnos con las migajas. En cualquier caso, al menos esta edición está siendo más interesante y satisfactoria que su predecesora.

Me ha sorprendido que muchos de los periodistas (imagino que la mayoría de ellos especializados) abandonen la sala en cuanto comienzan los títulos de crédito, sin pensar que forman parte de la película y que ignorarlos supone una falta de respeto. Personalmente, me parece un buen momento para empezar a digerir lo que hemos visto, recomponerse, escuchar la música y enterarse de algunas curiosidades. Por ejemplo, me hizo sonreír que una compañía de alquiler de grúas (en inglés crane) haya sido bautizada como "Ichabod Crane", el nombre del protagonista de la novela de Washington Irving y de sus adaptaciones a la pantalla, como la película de Tim Burton Sleepy Hollow.

Fantastic Mr. Fox

George Clooney (I)

La primera de estas ruedas de prensa tuvo lugar el día en que se inauguró el festival, el miércoles 14 de octubre. A la proyección de la película rodada en animación fotograma a fotograma Fantastic Mr. Fox (Wes Anderson, 2009) le siguió una conferencia con el director y los actores George Clooney, Bill Murray, Jason Schwartzman y Helen McCrory. Meryl Streep no pudo asistir a causa de una gripe. Al tratarse de un estreno mundial, se reunieron 500 periodistas de diversos medios y países.

Por desgracia, al no haber conseguido perfeccionar todavía la habilidad de estar en dos sitios a la vez, no me fue posible acudir a esta primera cita. Sí que pude hablar con algunos compañeros al día siguiente y escuchar la grabación de la rueda de prensa.

La película que inauguró el festival, basada en el libro de Roald Dahl El Superzorro (Fantastic Mr. Fox, 1970), al que Wes Anderson ha añadido algunas escenas con su particular sentido del humor, ha recibido clamorosas críticas. Algunos comentaron, sin embargo, que los animales tienen voces estadounidenses mientras los humanos (que son "los malos") tienen acentos británicos.

The Men Who Stare at Goats

George Clooney (II)

El 15 octubre se proyectó The Men Who Stare at Goats, que ya ha pasado por los festivales de Venecia y Toronto. Basada en hechos reales recogidos en el libro del británico Jon Ronson, narra la existencia de un grupo de militares estadounidenses sometidos a un curioso entrenamiento en técnicas paranormales y filosofía de la nueva era. 

Su intención es convertirse en espías (o guerreros Jedi) capaces de atravesar paredes, leer los pensamientos del enemigo o matar cabras simplemente mirándolas fijamente. Ronson se burla con condescendencia no exenta de afecto de las aspiraciones del grupo de guerreros metafísicos. Aunque innegablemente divertida y con buenas interpretaciones a cargo de Ewan McGregor, George Clooney, Jeff Bridges y Kevin Spacey, resulta insatisfactoria al no lograr profundizar en ninguno de los temas que trata (aunque muchos se presten a ello).

La rueda de prensa comenzó 15 minutos tarde porque George Clooney (con tres películas en el festival) se vio atrapado en el tráfico londinense. También asistieron el director/productor Grant Heslov, Kevin Spacey (que tiene un pequeño papel y, tras seis temporadas a cargo del teatro londinense Old Vic, piensa continuar seis años más) y el periodista Jon Ronson (con un aspecto nervioso y un físico que recuerda a Woody Allen).

Los actores hablaron de lo bien que se lo habían pasado trabajando juntos, sin mencionar que algunos de los temas que toca la película pueden ser potencialmente muy serios: el papel de las tropas en una guerra que, a pesar de ser ilegal según el derecho internacional, lleva más de diez años en marcha, las tácticas de tortura, los devastadores efectos del conflicto en los soldados y en la población civil, etc.

Las preguntas de los periodistas tendieron a ser tan superficiales, como la película. George Clooney y Kevin Spacey dieron una lección de profesionalismo mostrándose encantadores en todo momento, sorteando hábilmente y sin perder el sentido del humor las preguntas que iban dirigidas a su vida personal en lugar de a su trabajo en esta película.

La carretera

La carretera (sin George Clooney)

El 16 octubre, también tras proyectarse en los festivales de Venecia y Toronto, vimos The Road, fiel adaptación a cargo del guionista y dramaturgo británico Joe Penhall de la novela del estadounidense Cormac McCarthy La carretera, ganadora del Premio Pulitzer de ficción 2007.

John Hillcoat (director del memorable western australiano The Proposition) pone en escena esta tremenda historia post-apocalíptica donde un hombre (impresionante Viggo Mortensen) conduce a su hijo (no menos impresionante Kodi Smith-McPhee) hacia la costa a través de una tierra devastada.

Este filme, cargado de belleza y horror, muerte y esperanza, reflexiona sobre la naturaleza del ser humano y deja muy poco lugar para el sentido del humor. La atmósfera de la rueda de prensa, sin la presencia de periodistas meramente interesados en "la vía rosa", fue muy distinta a la de The Men Who Stare at Goats.

Está claro que nadie se lo pasó en grande trabajando en The Road. Viggo Mortensen llegó con mucho mejor aspecto del que exhibe en la película y sin aparentar en absoluto sus cincuenta años. Su trabajo aquí es tan admirable como el que realizó para David Cronenberg en Una historia de violencia y Promesas del Este. En carne y hueso posee una serenidad y una belleza interior que se refleja de un modo que, lamentablemente, las cámaras no son capaces de capturar.

Desde el principio se hizo evidente que John Hillcoat, Viggo Mortensen y Joe Penhall se toman su trabajo muy en serio y que han reflexionado largamente sobre las implicaciones de esta historia (incluida la necesidad de proteger a su joven coprotagonista de los horrores que muestra).

Si el día anterior, al terminar la rueda de la prensa (que duró los treinta minutos estipulados), George Clooney y Kevin Spacey abandonaron la sala rápidamente "por razones de seguridad", esta vez la duración se extendió alrededor de cuarenta y cinco minutos y los periodistas se pudieron acercar a conversar con Mortensen, Hillcoat y Penhall con total normalidad. Y es que Mortensen es más un actor y menos una estrella de cine.

Up in the air

George Clooney (y III)

La American Airlines Gala contó, muy apropiadamente, con Up in the air, el tercero de los filmes del festival con George Clooney, una inteligente comedia agridulce con diálogos agudos y personajes femeninos más allá de los estereotipos.

Tras el éxito de Juno (2007), Jason Reitman adapta una novela de Walter Kim y trabaja por primera vez con su padre, Ivan Reitman, en la producción. Según dijo el joven Reitman en la rueda de prensa (a la que acudió con Vera Farmiga y Anna Kendrick), escribió los papeles para Clooney y las dos actrices principales mucho antes de que éstos entraran a formar parte del proyecto.

Un sardónico Clooney da vida a un especialista en despedir a los empleados de compañías con problemas que está obsesionado con coleccionar millas aéreas. La llegada de dos mujeres (Vera Farmiga y Anna Kendrick) alterará su preciado modo de vida y le hará reconsiderar sus prioridades.

Hace falta un actor con el encanto de George Clooney para que alguien con semejante trabajo nos resulte simpático. En cuanto a los papeles femeninos (ausentes en la novela), hay que agradecerle a Jason Reitman su gusto por las mujeres fuertes e inteligentes. A destacar la interpretación de la joven Anna Kendrick en un papel mucho más jugoso que la Jessica de Crepúsculo

Bright Star

Otras galas

La última película de la australiana Jane Campion, Bright Star, exhibida en la Centrepiece Gala, narra la trágica y apasionada historia de amor entre el poeta romántico John Keats (Ben Whishaw) y Fanny Brawne (Abbie Cornish).

Con un espíritu similar al que inspiró El piano (1993), Campion logra una película sutil y visualmente hermosa en el que los cambios de estación y la profundidad de la relación entre los protagonistas se dan la mano.

La Mofilm Gala tuvo una película basada en el libro de memorias de Simon Carr The Boys Are Back con guión del novelista británico Nick Hornby. Su director, Scott Hicks, regresa a Australia por primera vez tras el éxito de Shine (1996).

Clive Owen da vida a un periodista deportivo que pierde a su esposa y se encuentra de repente al cargo de su hijo de seis años. La ausencia total de reglas, como su exceso, suele tener consecuencias desastrosas y, en una sociedad que envuelve a los niños en algodón, la postura anárquica del periodista le resultará "irresponsable" a muchos padres (sólo hay que ver la escena que abre el filme). Scott Hicks, a pesar de que cuenta con suficientes oportunidades, logra eludir el abuso melodramático en esta historia muy bien interpretada por Owen y los niños.

Chloe, el nuevo trabajo del retorcido y siempre interesante cineasta canadiense Atom Egoyan, fue protagonista de la Film on the Square Gala. Erin Cressida Wilson (guionista de Secretary, Steven Shainberg, 2002) adapta la historia que Anne Fontaine rodó en 2005, Natalie X, con Fanny Ardant, Emmanuelle Béart y Gérard Depardieu.

Trasladada a una hermosamente invernal Toronto, vemos a Catherine (Julianne Moore), una ginecóloga de éxito cuya larga relación con su marido (Liam Neeson) se ha ido deteriorando por la rutina. Tras sospechar que le es infiel, Catherine decide contratar a una joven y hermosa prostituta llamada Chole (Amanda Seyfried) para que lo ponga a prueba, algo que tendrá insospechadas consecuencias.

A la rueda de prensa acudieron Atom Egoyan, Julianne Moore, Amanda Seyfried y el, en este caso, productor Ivan Reitman. Por pura casualidad llegué al hotel al mismo tiempo que Julianne Moore. El empujón de alguien corriendo hacia un coche negro rodeado de fotógrafos y otras personas fue lo que me hizo mirar con más atención y vislumbré una figura frágil y encogida y vestida de negro, con el pelo recogido y gafas de sol, desaparecer con rapidez dentro del hotel.

Julianne Moore entró un rato más tarde a la sala donde se había de celebrar la rueda de prensa con su llamativo cabello rojo suelto y visiblemente más relajada. Se habló de su edad (48 años que declaró sin problemas y con gran sentido del humor), de su aspecto y de su preparación para las escenas íntimas, algo que confesó que la martiriza y que la hace estar  perpetuamente a dieta. Julianne Moore comentó la crueldad y egoísmo de su personaje, que utiliza a Chloe para llegar a su marido sin llegar a considerarla como una persona en sí misma.

La joven y atractiva Amanda Seyfried narró la experiencia que había supuesto interpretar un papel tan complejo junto a actores mucho más veteranos. Se comentó también la difícil situación que atravesó Liam Nelson (la muerte de su esposa, la actriz Natasha Richardson), durante el rodaje.

Atom Egoyan

La hora del té

El festival también organiza una serie de tes vespertinos donde los periodistas pueden entrevistarse con diferentes cineastas en un entorno más informal y relajado.

Entre los asistentes se encuentran Martin Pieter Zandvliet y Paprika Steen (Applause), Nicholas Jasenovec y Charlyne Yi (Paper Heart), Rumle Hammerich (Headhunter), Peter Esmonde (Trimpin: The Sound Of Invention), Javier Rebollo (La mujer sin piano), Aasif Mandvi y Jonathan Bines (Today's Special), Robert Connolly (Balibo), Penny Woolcock (1 Day), Tarik Saleh (Metropia), Tom Harper (The Scouting Book For Boys), Maria Procházková (Who's Afraid Of The Wolf), Roberto Castón y Christian Esquivel (Ander), Matt Harlock y Paul Thomas (American: The Bill Hicks Story), Mar Coll (Tres días con la familia), J. Blakeson (The Dissapearance Of Alice Creed), Stephen Poliakoff  (Glorious 39) y David Morrissey (Don't Worry About Me).

Dentro del festival cabe destacar las muy populares charlas con distintos profesionales del mundo del cine. El público ha tenido la oportunidad de hacer preguntas a la guionista y directora australiana Jane Campion, a los actores Clive Owen y Julianne Moore y a la artista británica Sam Taylor-Wood, cuya primera película, Nowhere Boy, sobre los primeros años de John Lennon, cerrará el festival el próximo 29 de octubre.

En el apartado dedicado a la enseñanza, los directores Lee Daniels (Precious) y el argentino-francés Gaspar Noé (Enter The Void) son los sujetos de un taller de guión, mientras Jacques Audiard (Un prophète) y André Téchiné (La fille du RER) se hicieronn cargo de dos clases maestras patrocinadas por Unifrance.

El festival también organiza una serie de tes vespertinos donde los periodistas pueden entrevistarse con diferentes cineastas