Sevilla, XIII Festival de Cine Europeo (4): Valoración final

  07 Diciembre 2016

Más de 70.000 espectadores

toni erdmann-1La singladura de la última edición del Festival de Cine Europeo de Sevilla ha terminado y sobre ella cabe hacer unas valoraciones finales que, en conjunto, cabe señalar como positivas. El festival ha tenido el respaldo del público ya que supera por vez primera los 70.000 espectadores en salas, lo que supone un aumento del 15% de asistentes a las proyecciones respecto a la edición de 2015.

Otro aspecto a resaltar es la decisión comunicada en la clausura del Festival de Cine Europeo de Sevilla que los Premios del Cine Europeo, otorgados por la Academia Europea de Cine, se entregarán en la capital andaluza en la edición de 2018; por tanto, Sevilla será sede en el mes de diciembre de ese año, de la 31ª edición de los Premios EFA.

Este año un número considerable de las películas presentadas han tenido una gran acogida. Así ha sido en las galas de inauguración y clausura, celebradas en el Teatro Lope de Vega con la proyección, respectivamente, de Une vie y la ganadora del Giraldillo de Oro, Ma Loute. Dentro de la Sección Oficial agotaron todas las localidades títulos como Amor y amistad, La muerte de Luis XIV, Personal Shopper, United States of Love, Mimosas, Solo el fin del mundo, American Honey o Toni Erdmann (Selección EFA), esta última ganadora del Gran Premio del Público.

Toni Erdmann (2016) es una de las películas del Festival que mejor impresión nos ha causado. Para la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica (Fipresci) es el mejor filme del año 2016, galardón otorgado en la última edición del Festival de Cannes. Se trata del tercer largometraje de su directora Maren Ade, que en esta ocasión también es guionista y productora. Nacida en Karlsruhe (Alemania) en 1976, esta directora debutó con Der wald vor lauter Bäumen (Los árboles no dejan ver el bosque), que obtuvo el Premio Especial del Jurado en la sección World Cinema de Sundance 2005; y en el año 2009 presentó en el Festival de cine de Berlín Alle anderen (Entre nosotros), con la que ganó el Gran Premio del Jurado.

Toni Erdmann propone una historia que reflexiona sobre la idea de la felicidad, a partir de la premisa de que para conseguirla hace falta ser valiente, rompiendo rutinas, apariencias y protocolos sociales. Para su desarrollo, su directora y guionista apuesta por incorporar el humor a una historia, en realidad dramática.

La película relata las vivencias de Ines (Sandra Hüller), una mujer que trabaja en una empresa alemana internacional, destinada en Bucarest y que está absorbida por su trabajo. Pero su padre (Peter Simonischek) sabe que su hija no es feliz con la vida que lleva. Ines recibe la visita inesperada de su progenitor en Bucarest, el cual para devolver a su hija el sentido del humor, que cree ha perdido al estar abducida por el trabajo, se inventa a Toni Erdmann, un personaje absurdo que se filtra en el entorno laboral de Ines. Su existencia se verá conmocionada por la presencia de ese personaje, del que se avergüenza en ocasiones, pero que le ayudará a dar nuevamente sentido a su vida.

La película nos muestra un mundo laboral deshumanizado. Una situación como la de planificar por parte de la cúpula directiva, un despido masivo de trabajadores en base a optimizar la eficiencia económica de la empresa, representa bien la alienación del sistema económico que hoy rige en el mundo. Hacer que su hija afronte esa realidad, y entienda que la vida es algo más que cumplir con las expectativas de los superiores y hacer su trabajo lo mejor posible, es el objetivo de un padre que quiere a su hija, más allá de convenciones sociales.

ste filme ha recibido las siguientes nominaciones a los Premios del Cine Europeo, que se otorgarán en este mes de diciembre: Mejor Película Europea, Mejor Ddirector/a (Maren Ade), Mejor Actor Europeo (Peter Simonischek), Mejor Actriz Europea (Sandra Hüller) y Mejor Guión Europeo (Maren Ade). También defenderá al cine alemán en la próxima gala de los Oscar.

La película ganadora del Festival de Cine de Sevilla, Ma Loute (La bahía, Francia-Alemania, 2016), está dirigida por Bruno Dumont, que también firma el guión. Se trata de una historia narrada en clave de farsa y apoyada en un gran elenco de actores (Fabrice Luchini, Juliette Binoche o Valeria Bruni Tedeschi).

La acción transcurre en un balneario a principios del siglo XX, en el norte de Francia. La desaparición de veraneantes da pie a una intriga a la que se incorporan dos detectives, Machín y Malfoy, y a esta trama se añade una historia de amor. Dos familias son las que protagonizan el relato. Diferentes situaciones grotescas se van produciendo al aportar los personajes sus vicisitudes, problemas y desvaríos. Resulta llamativo ver a Juliette Binoche desempeñar su primer papel cómico.

Una familia de pescadores ayuda a los ricos veraneantes del balneario a cruzar el rio que atraviesa el pueblo, cosa que hacen de una manera particular y poco convencional. Un padre y su hijo son la referencia de esta familia humilde; por cierto que Ma Loute, “mi querido” es en la jerga del norte francés el nombre del adolescente. Pero la familia tiene otra actividad, ligada a la misteriosa desaparición de personas.

En definitiva, una película entretenida que juega a combinar diferentes géneros narrativos, con tendencia al burlesque, aunque a nuestro criterio en la Sección Oficial ha habido propuestas más relevantes merecedoras del Giraldillo de Oro.

Escribe Juan de Pablos Pons

ma-loute-1


Más artículos...