ENCADENADOS (Arantxa Bolaños de Miguel)

  30 Junio 2008

Moción de confianza

17-simpre_flote.jpgAdolfo Bellido López ha ejercido varias facetas en las que se ha propuesto como única meta la divulgación de su pasión: el cine. Desde la de profesor de "Producción y realización cinematográfica” en la Universidad de Valencia, escritor de varios libros monográficos (Budd Boetticher y Basilio Martín Patino, ambos editados por el IVAC), co-fundador del Certamen Cinema Jove (Valencia), hasta la dirección de la revista digital Encadenados (www.encadenados.org). Sin olvidar su labor más importante: la crítica cinematográfica.

La revista Encadenados tiene ya casi diez años de edad (y un lustro desde su primera edición en Internet). Por ella han pasado (y continúan pasando) muchos nombres reconocidos dentro de la crítica cinematográfica: el propio Adolfo Bellido, Luis Tormo, Lucía Solaz, Carlos Losada, José Luis Martínez Montalbán, José Luis Barrera, y muchos otros…

La revista ha mantenido siempre unas constantes que la caracterizan y la diferencian de otras de temáticas afines: imparcialidad, pretensión de objetividad en las críticas, independencia de los medios de poder, lucha contra la censura infligida o auto-impuesta, y sobre todo, pasión, mucha pasión por el cine.

Todos y cada uno de los que hacemos esta revista somos unos apasionados del cine y, como no vivimos de esto (pues cada uno de nosotros tenemos nuestras profesiones y ocupaciones), nos tomamos este trabajo como ocio, como diversión, sin ninguna pretensión más que disfrutar viendo cine, analizándolo para comprenderlo mejor.

Desde mi propia experiencia puedo (y debo) agradecer a Adolfo Bellido su continua dedicación a la revista y la atención que siempre nos ha dispensado. La dirección que ejerce no es desde un pedestal inalcanzable, sino sólo de mera referencia y guía para todos nosotros, que vemos en él a nuestro maestro, por su sabiduría cinematográfica, y por su espíritu crítico e inconformista.

Espero que esta revista siga siendo el exponente de la independencia cinematográfica, y que nos sintamos todos con absoluta libertad y sin ningún atisbo de censura y de limitación a la hora de ejercer nuestro trabajo.

Muchas gracias de todo corazón a Adolfo por permitirme (permitirnos a todos) escribir con absoluta autonomía sobre el tema o película que decidamos, y sobre la forma y enfoque a tratarlo. Demuestra la confianza que deposita en nosotros y nos da la fuerza necesaria e ilusión para sentirnos importantes (que no somos, al menos yo, nada más que meros aprendices de esta profesión).

Arantxa Bolaños