PROFESOR A MI MEDIDA (José Manuel Soler)

  29 Marzo 2008

A propósito del CEP de Valencia

Cuando miro atrás para recordar la época en la cual colaboré con Adolfo en el CEP (Centro de Profesores) de Valencia, la recuerdo como un tiempo de aventura. Un periodo mágico que discurría a caballo entre el esfuerzo y la creatividad.

31-guia.jpgAl incorporarme al equipo de medios audiovisuales, era un maestro bisoño que se iniciaba en la enseñanza, con algo de buena mano con los aparatos, que había realizado un curso de vídeo organizado por Adolfo e impartido por él y por Sabín.

En ese momento se gestaban los centros de profesores y su funcionamiento y metodología estaban por definir. Por ese motivo, tuvimos gran libertad para la elección de materiales y de organización.

Funcionábamos como un equipo, con un líder que era Adolfo y dos técnicos, Manolo Vera y yo mismo, que empezamos como aprendices y bajo cuya batuta nos fuimos adentrando en un mundo apasionante, y en una forma de ver e interpretar el mundo audiovisual que hasta entonces desconocíamos.

34-cinema_jove.jpgDel interés que tuvimos por ese mundo dan fe los más de cien videos que conservan entre los materiales de préstamo de los Cefires (hoy en día son los sucesores de los antiguos CEPs); también los cursos organizados, así como la colaboración, por parte de Manolo y mía, en el festival Cinema Jove y en el encuentro Qué Miras... actividades todas ellas de las que Adolfo era el principal organizador o uno de sus instigadores en la sombra.

Nos puso en contacto además con muchos antiguos alumnos suyos que en aquel momento ya se dedicaban al mundo del cine, del audiovisual y del teatro, con los cuales pudimos trabajar en diversos proyectos.

33-que_miras.jpgPor ello, no puedo sino sentir orgullo y agradecimiento por el tiempo en que colaboré con alguien que para mí fue, más que un jefe, un compañero que compartía sus enormes conocimientos y un mentor extraordinario.

Tal fue su impronta que cuando se deshizo el Equipo de Audiovisuales por cuestiones políticas, ni me planteé seguir en el mundo audiovisual con otra gente y lo abandoné totalmente.

Pero si Adolfo me dijera de colaborar en algún otro proyecto, no dudaría ni un instante en estar a su disposición de nuevo.

Para siempre.

José Manuel Soler

35-rodaje2.jpg