El corredor del laberinto (The maze runner) (*)

  12 Octubre 2014

Banda sonora original de John Paesano 

the-maze-runner-1Tras sus éxitos televisivos, John Paesano entra en el mundo de las sagas juveniles con una música que, escuchada en el film, ni destaca ni se hace evidente, sencillamente acompaña la acción con cierta discreción (excepto en momentos puntuales, como el primer ataque en el laberinto o la carrera por el sector 7), pareciendo en ocasiones más un efecto de sonido que una composición musical.

Ni siquiera en los créditos finales, que acostumbran a incorporar una canción o una suite con los temas principales, logramos identificar con claridad un tema principal de John Paesano, su música parece formar parte de los efectos de sonido y muy puntualmente apoya la acción con pequeños desarrollos orquestales, casi minimalistas.

Dos estilos

Desde que Hans Zimmer se convirtió, en la década de los 90, en el director musical de Dreamworks SKG (el nuevo megaestudio de Hollywood apadrinado por Spielberg, Katzenberg y Geffen), algo ha cambiado en el mundo de la banda sonora del cine en general y de las superproducciones (los llamados blockbusters) en particular.

Junto al sello Mediaventures, una especie de academia donde ha ido teniendo como alumnos a multitud de músicos que así pueden trabajar en el mundo real mientras aprenden con el maestro, Zimmer ha creado un estilo particular, excesivo, grandilocuente, que encaja como anillo al dedo sobre todo con las superproducciones de héroes, monstruos y desastres varios.

Probablemente la película que le dio cartas de nobleza al “estilo Zimmer” fue una exitosa producción de Jerry Bruckheimer titulada La Roca, dirigida por Michael Bay, otro personaje clave en el asentamiento de las señas de identidad de los blockbusters de las dos últimas décadas.

En aquel título, Zimmer compartía protagonismo con Nick Glennie-Smith y algún otro discípulo de Mediaventures. Había llegado un nuevo ciclo para la banda sonora, como en los 60 sucedió con la incorporación de canciones pop o en los 70 con la música sinfónica de John Williams.

Esta nueva etapa se centraba sobre todo en las superproducciones de alto coste, visualmente apabullantes, con efectos especiales impecables, con un guión plano y apto para todos los públicos, con una planificación efectista, donde prima lo estético (el plano bonito) por encima de su valor narrativo, donde el cambio de plano continuo es casi una obligación para un público habituado a la publicidad y el videoclip.

the-maze-runner-2

A nivel de banda sonora, Zimmer apuesta por lo espectacular, con melodías sencillas, apenas unas notas repetidas hasta la saciedad, con arreglos apoteósicos, excesivamente grandilocuentes en ocasiones, con multitud de sintetizadores y, en ocasiones, con el apoyo de coros, sean reales o sintetizados.

Un estilo apabullante que se ha mantenido hasta nuestros días en gran cantidad de autores, muchos de ellos colaboradores de Mediaventures, y que podemos observar por ejemplo en el último título de Michael Bay: Transformers, La era de la extinción, con música de Steve Jablonsky, que ha compuesto los cuatro títulos de la saga y es un ejemplo paradigmático de este estilo.

Pero, por agotamiento de la fórmula, también ha surgido una banda sonora opuesta: una música casi ambiental, neutra, que en ocasiones puede pasar por efectos de sonido más que por temas musicales, aunque puntualmente explota con rabia ofreciendo percusiones frenéticas, cuerdas desgarradoras o coros amenazadores.

Es un modelo de banda sonora que incluso renuncia a la melodía en muchos cortes y carece de tema principal reconocible, tanto para el espectador en la sala como para el oyente del disco. Quizá uno de los autores que mejor se mueve en este terreno sea James Newton Howard, popular sobre todo por sus colaboraciones con M. Night Shyamalan en títulos como El sexto sentido, Señales o El bosque.

John Paesano ha apostado por este segundo modelo de banda sonora para el primer capítulo de El corredor del laberinto, que se presupone el inicio de una fructífera franquicia con jóvenes herederos de un mundo sumido en el caos.

Una música que, durante la proyección de la película, no se hace evidente más que en los créditos iniciales, con un sugestivo tema principal in crescendo que, paradójicamente, no volvemos a escuchar en el film.

the-maze-runner-3

El disco

Pensábamos que la discreción de la música en el film podía deberse en gran medida a las mezclas finales, donde se han priorizado los efectos de sonido sobre la partitura… pero nada más lejos de la realidad.

En el CD (mejor dicho, descarga digital: de momento los formatos se simultanean, aunque llegará el momento en que sólo haya descarga digital) la partitura sigue el mismo criterio: ausencia casi total de melodías, temas que parecen prolongar los efectos de sonido, alguna percusión y sólo en el tema inicial (The maze runner) podemos disfrutar de la cuerda y algo parecido a un tema principal de la saga, aunque desde luego sin la capacidad de calar en el público que pueden tener un John Williams o un Jerry Goldsmith.

Un tema que comienza oscuro, discreto, con cuerdas en segundo plano; pero pasado el primer minuto se imponen las percusiones de fondo y el tema se desarrolla rítmico en primer plano: casi una carrera, un perfecto resumen del corredor en el laberinto, frenético, vibrante… Un bello fragmento que, lamentablemente, no volvemos a recuperar en el disco.

Ni siquiera en el último corte (Finale), que ni acaba de desarrollar el tema principal, ni alcanza la espectacularidad que uno espera en un cierre, ni es una suite con los principales temas de la película (lógico, no hay temas memorables)… de hecho la música va apagándose durante los créditos. Oscura. Triste. Sin más.

Una banda sonora anodina de la que sólo se despierta el oyente con algunas percusiones ocasionales (en los temas 7, 12 y 19: Into the maze, Section 7 y Final fight), unas percusiones que en ocasiones sugieren el aspecto primitivo en que viven los jóvenes del Claro o ilustran eso no menos primitivo que les ataca en el laberinto (tema 8: Griever!). Destellos, pero sin llegar a emocionar.

Emoción que parece reservada al uso del piano en algunos fragmentos (algo heredado de James Newton Howard, un maestro en el uso combinado del piano con la orquesta), como podemos apreciar en los temas 2 (What is this place?), 3 (My name is Thomas) y 11 (Chat with Chuck), lo que sirve para introducir los momentos de paz y prosperidad en el Claro, y en el tema 20 (WCKD Lab), un momento clave porque asistimos a la revelación de lo que de verdad está sucediendo, es el punto de partida del… siguiente episodio. Quizá el momento más sugestivo de la banda sonora, junto con el indicado fragmento de los créditos iniciales.

the-maze-runner-paesano-2

El autor

Tras estudiar en París y en Boston, John Paesano comenzó a componer para televisión, cortometrajes, videojuegos y documentales, hasta llegar a El corredor del laberinto, que es su primera gran película en cine.

De su trabajo televisivo destacan la series Dragones: Los jinetes de Mema (2012-2015), inspirada en el film de Dreamworks Cómo entrenar a tu dragón, y el telefilm Another Cinderella Story (2008), enésima revisión del mito de Cenicienta para el Disney Channel.

Acaba de componer la banda sonora de When the game stands tall (2014), típico film basado en una historia real, con entrenador modélico y superación en el mundo del fútbol americano, ya trabaja en la nueva entrega de El corredor del laberinto y para 2015 prepara una serie de televisión de Marvel Studios sobre Daredevil.

En síntesis

Aunque reconozco que cada vez que escucho el tema inicial gana en intensidad y promete ser una brillante sintonía (si se desarrolla debidamente en sucesivos episodios), estamos ante un disco casi tan árido como la escasa música que se escucha en el film. No es el mejor acompañamiento para una jornada tranquila. Sólo para coleccionistas.

Escribe Sabín

the-maze-runner-paesano

 Título  El corredor del laberinto
 Título original  The maze runner
 Autor  John Paesano
 Editado por  Sony Classical
 Año edición  2014
 Duración  63 minutos
 Número de temas  21
 Formato  Descarga digital (anunciada la aparición de un CD)
 Puntuación (0 a 5)  *

Más artículos...