Ali Zaoua
Principal ] Arriba ] [ Ali Zaoua ] En construcción ] La habitación del hijo ] Y tu mamá también ]

 

Ali Zaoua, príncipe de Casablanca

Magnífica película protagonizada por niños que no resulta convencional ni en lo narrado ni en la forma de narrarlo.La importancia de esta película consiste en su fuerza lírica, en la capacidad de transmitir ese mundo extraño, lleno de sueños y símbolos en los que olvidar las frustaciones  de la infancia que va camino de la adolescencia. No se ciñe al drama clásico de los niños de la calle, al documento social cargado de tintes melodramáticos y de denuncia. Esta película abarca más de lo que dice y eso, que no muestra, nos habla de la profundidad abismal de la infancia, de los miedos, de los deseos, de los sueños, de la amistad, de la traición, de la soledad, del amor, del sexo, pero todo ello, como venimos diciendo, de una manera callada, casi íntima. Todo pertenece al mundo secreto de cada uno de los personajes, al estrato profundo de su vivencia. Es aquí donde la película logra su fuerza, porque no deja de ser una película de niños, aunque sean marginales y el mundo nunca deja de ser el que ellos ven, el que ellos perciben, el que ellos interpretan: lo mágico no deja de ser real. No hay nunca un adulto, ni un director, ni un guionista que meta las narices en ese mundo, tan dificil de captar con la cámara, con los diálogos y que aquí está en la desmesura de las acciones que pretenden llevar a cabo los niños, en esos momentos de violencia no controlada, en los gestos que van de lo más soez a lo más humano y en esas miradas que revelan un mundo interior que no puede expresarse oralmente.

Se trata de un grupo de cuatro niños de la calle que se han segregado de la pandilla de Dib, porque es un tirano, y que viven en el puerto. Ese puerto significa la salida a otro mundo de libertad, a un sueño que tiene Alí de marcharse a vivir a la “isla de los dos soles”, para lo que ha buscado un barco en el que se enrolará de grumete. Este sueño recoge los sueños infantiles que le contaba su madre y que han quedado en el cassette de su casa, los sueños de abandonar un mundo cruel donde unos niños ejercen la violencia entre ellos. Unos sueños que también alcanzan a los adultos y a los espectadores.

Hermosísima película que no recorre los caminos trillados de la materia narrada ni tampoco de la forma de hacerlo. Magistral interpretación de estos niños de la calle que en ningún momento dejan de serlo y nunca aparecen manipulados por los adultos. Son ellos quienes nos muestran con sus sueños y sus decepciones, con su violencia y su fraternidad, con su fantasía y su adaptación a la calle, esa realidad selvática, terrible que también simboliza el mundo de los adultos; realidad donde la fuerza es la norma que pervive.

Daniel Arenas          

ALI ZAOUA, PRÍNCIPE DE CASABLANCA

 

Título Original:
Ali Zaoua, prince de la rue
País y Año:
Francia, Marruecos, Bélgica, 2000
Género:
DRAMA
Dirección:
Nabil Ayouch
Guión:
Nabil Ayouch, Nathalie Saugeon
Producción:
Playtime
Fotografía:
Vincent Mathias
Música:
Krishna Levy
Montaje:
Jean-Robert Thomann
Intérpretes:
Mounïm Kbab, Mustapha Hansali, Hicham Moussoune, Abdelhak Zhayra, Saïd Taghmaoui
Distribuidora:
Vértigo Films
Calificación:
No recomendado menores de 13 años

Volver al SUMARIO Página ANTERIOR Página SIGUIENTE Ir a la ÚLTIMA PÁGINA