Principal
Arriba

Filmografía
Nace un mito
Mezclado, no agitado
Un fenómeno de supervivencia
Bond, un número uno
Espías sin fronteras
Al servicio de la guerra fresca
Malos, brutos y feos
Bond and girls
Camarero, otro Martini

ESPÍAS SIN FRONTERAS

Por Israel L. Pérez

Barbara Bach, coprotagonista de uno de los primeros títulos Bond que no se tomaba en serio a sí mismo: "La espía que me amó".Las ramificaciones de las redes del espionaje mundial son ineludibles. No tenemos escapatoria, el entramado es inabarcable; de un medio se pasan a otro, de la seriedad a la broma, inclusive rebasan los limites de la ficción. Si no se lo creen, piensen: ¿qué relación puede haber entre Ian Fleming, Baldomero y José Maria Aznar?

Ian Fleming (1908-1964) fue corresponsal de Reuters y espía de la segunda guerra mundial. Su legado son catorce libros de 007, que fueron expandidos de forma insospechable. El mundo representado de la guerra fría todavía pervive, pero lleva otros derroteros, convirtiendo a Bond en una franquicia de cuarenta años de edad con veinte filmes a sus espaldas. Se habla de la aparición en pantalla de Fleming en Desde Rusia con amor (1963); murió durante los preparativos de Operación Trueno (1965). Podemos ver a su primo Christopher “Drácula” Lee en El hombre de la pistola de oro (1974), junto a Britt Ekland, esposa de Peter Sellers, actor que interpretó El guateque (1968) y Casino Royale (1967), ambas con unos finales desternillantes, tan semejantes como excesivos. En esta, aparecía con Ursulla Andress que ya había sido chica Bond en Dr. No (1962). Fue la primera de una saga que irían interpretando, el escocés Connery, el australiano Lazenby, el londinense y por tanto mas inglés que ninguno Moore, luego Dalton galés y por ultimo, el irlandés Brosnan; todos ellos son, James Bond.

¿Pero quién será el siguiente 007? Dicen que el londinense Jude Law, acaso van a repetir lugar de nacimiento. Por qué no el canadiense Mike Myers, que ya esta acostumbrado con su multiplicidad de "Casino Royale" fue la primera gran parodia de Bond, luego vendrían Austin Powers y muchos otros. papeles en la saga Austin Powers. Donde, por cierto, el Dr. Maligno acaricia un gato que -en España- se llama Baldomero, pero ¿Cómo se llama el gato de Blofeld, el jefe de SPECTRA?. MAD era el malvado enemigo del inspector Gadget, y también acariciaba un gato. Sin embargo el terrible José Luis Moreno, perdón, quería decir Spinelli (en Torrente 2, 2001) tenía por mascota un mono que se llama Luis Alberto. Del typical spanish recordamos a un trajeado Bond de viñeta, como “Anacleto, agente secleto”, y por supuesto los superagentes de la TIA Mortadelo y Filemón. El apellido de este último es Pi, es decir, 3’14 el número de agente de Veronique en Espia como puedas (1996). Y esto es lo que intentaban los personajes de Get Smart (1965-70 - El Superagente 86) serie de televisión de Mel Brooks. En la cabecera de la serie –como sucede en Casino Royale cuando Bond llega a la India- Maxwell Smart atravesaba un exagerado numero de puertas hasta llegar a una cabina de teléfono.

Las iniciales y la fonética de Jason Bourne son similares a James Bond. El caso  Bourne (2002), no es una parodia por definición, sino la historia de un agente desmemoriado y descerebrado en busca de su identidad. En su película asistimos a una persecución en un mini, mismo vehículo de fuga que conducía en Nunca digas nunca jamás (1983) Barbara Carrera. Carrera, saltos y demás, es lo que ofrece XXX (2002), y no desgraciadamente las escenas de cama eliminadas a lo largo de la historia del mas famoso espía, simplemente es una actualización: de resultado chulesco, vulgar y chabacano. Al contrario que el elegante homenaje que propone en Atrápame si puedes (2002) el señor Spielberg. El cual tiene una aparición "Goldfinger", un clásico que ha originado parodias tan discutibles como "Goldmember"... estelar en la tercera entrega de Austin Powers. Goldmember, cuyo nombre parecido con Goldfinger (1964), provocó una demanda de Metro Goldwyn Mayer a New Line Cinema, solventada finalmente de modo que, antes de cada proyección de Austin Powers en Golmember (2002), se viera el trailer de Muere otro día (2002). En esta, Madonna canta el tema principal –cosa que ya había hecho para Austin Powers 2- además de tener un cameo junto a Pierce Brosnan, del que se dice que su ultima entrega podría estar basada en Casino Royale. Neal Puris y Robert Wade, guionistas de El mundo nunca es suficiente (2000) y Muere otro día, firman la historia de Johnny English (2003) de Peter Howitt, donde un diplomático británico es tomado por un agente secreto. Su frase comercial es “el espionaje británico tiene un agente secreto, y lo mantiene en absoluto secreto”, con el destructivo enemigo encarnado por John Malkovich, y Rowan Atkinson (Mister Bean) como protagonista, que fue un contacto local de Bond en Nassau, en el filme Nunca digas nunca jamás (1983). En la que un tango que se marca Bond con Domino (Kim Basinger) lo recupera a modo de guiño para Mentiras arriesgadas (1994) James Cameron, que actualmente pretende hacer un documental sobre la catástrofe del Prestige. Desde aquí le invitamos a que lo titule de la misma manera que la carátula trucada con la cara del presidente del gobierno que navega por Internet: Nunca digas nunca mais.

 

Volver al SUMARIO Página ANTERIOR Página SIGUIENTE Ir a la ÚLTIMA PÁGINA