Harry Potter y la piedra filosofal
Principal ] Arriba ] American pie 2 ] La zona gris ] Spy game ] [ Harry Potter y la piedra filosofal ]

 

Harry Potter y la piedra filosofal

Se ha alabado la película por sus efectos especiales y por su fidelidad al libro... pero hay mucho más detrás de ella, y no tan buenoNo hay duda que hay en nuestra sociedad occidental una tendencia de sustitución de las tradiciones orales, culturales y literarias que siempre se han contado a los niños y a los jóvenes por otras de un talante diferente que intenta resucitar las viejas leyendas medievales, bautizándolas con ciertos aires de modernidad. Son como grandes relatos (sagas se llamaban antes) que auspiciados por le sociedad mediática perecen dejar off-side a los ciudadanos que pasan de ellos. Pero no nos engañemos, todo sigue siendo un inteligente montaje de esta nuestra estructura cultural-consumista en la que vivimos irremediablemente inmersos. Así, los ciudadanos de a pie tendremos que “soportar” durante tres navidades seguidas los cañonazos consumistas de dos películas que se proyectarán en tres etapas de un tema parecido que exalta el mundo de lo fantástico, lo mágico, la brujería y demás zarandajas: me refiero a los filmes Harry Potter y El señor de los anillos (aún cuando ésta gana el nivel a la anterior) que en el pasado diciembre se han estrenado en todo el orbe conocido. 

Centrándonos en Harry Potter y la piedra filosofal, no es de extrañar que aún no se hayan levantado ninguna voz crítica sobre la mala calidad artística de esta película ni tampoco sobre los sospechosos valores que preconiza. Sí, se habla de ella bien porque sus efectos especiales están muy conseguidos o porque sigue con gran fidelidad todo lo que aparece en la novela que le ha dado origen. Pero eso es como sugerir que Velásquez pintaba muy bien porque los caballetes donde reposaban su lienzos para pintar eran de gran calidad, o porque los bellísimos paisajes pintados por Monet son tan artísticos porque la naturaleza en la que se inspiraba era muy hermosa. Hay muchos intereses mediáticos por medio y la crítica especializada parece “untada” al valorar esta película. 

Harry Potter y la piedra filosofal puede servir para pasar el rato pero para nada más. El filme aburre a un espectador medio exigente porque anda montado sobre un guión sin tensión alguno, completamente plano. Las secuencias de los distintos episodios parecen sucederse sin solución de continuidad, uno junto al otro y el espectador los acepta con la banal curiosidad de ver cómo se le sorprende una vez más. El filme arranca con los tópicos de las historias  de referencia (La cenicienta, o la leyenda del niño de origen precario y oscuro que será destinado cuando sea mayor a un destino heroico o salvador) y se continúa con la visita a episodios de iniciación que no aportan absolutamente nada nuevo. 

Una película maníquea y que preconiza como valores absolutos el poder y el éxito... ¡gran ejemplo para nuestros pequeños!Otra cosa y quizá más peligrosa sean los valores acomodaticios que Harry Potter y la piedra filosofal  puede transmitir: además de un intenso maniqueísmo (véase la caricatura vergonzante de la tirana familia que acoge en su infancia al pequeño Harry, con los estúpido y molestos subrayados de la idiotez de su gordo primo) el filme defiende todos los valores que acrecientan el poder y el éxito, aun cuando para conseguirlo haga falta al principio sacrificarse con la disciplina (¡eso ya lo proclamaba Nietzsche!). Cierta crueldad desmedida hacen el filme no aconsejable a los más pequeños y por no faltar, no faltan sus pequeñas gotas de solapado racismo: el niño malo, el opositor es un rubio y con ojos azules (¡menos mal que no es árabe o negro, porque si no, se les hubiera visto el plumero!)

José Luis Barrera 

HARRY POTTER Y LA PIEDRA FILOSOFAL

Título Original:
Harry Potter and The Philosopher´s Stone
País y Año:
EE.UU., 2001
Género:
AVENTURAS
Dirección:
Chris Columbus
Guión:
Steven Kloves, basado en la novela de J.K.Rowling
Producción:
Warner Bros
Fotografía:
John Seale
Música:
John Williams
Montaje:
Richard Francis-Bruce
Intérpretes:
Daniel Radcliffe, Emma Watson, Rupert Grint, Richard Harris, Alan Rickman, John Cleese, Ian Hart
Distribuidora:
Warner Brothers
Calificación:
Todos los públicos

Volver al SUMARIO Página ANTERIOR Página SIGUIENTE Ir a la ÚLTIMA PÁGINA