El sastre de Panamá
Principal ] Arriba ] Asesinato en febrero ] Capitanes de abril ] [ El sastre de Panamá ] Pau i el seu germà ]

 

El sastre de Panamá

El cine de espías y el de los agentes secretos siempre se ha considerado un género menor. Hubo un tiempo histórico atrás (el del período de la llamada “guerra fría”, con la confrontación de los dos bloques más poderoso de la tierra, el capitalista -USA- y el comunista -la URRS-) en que esos personajes eran incluso creíbles y nos llegaban a hablar hasta de la fuerza del honor y de la virtud del heroísmo. pero los tiempos han cambiado y hoy esta clase de películas nos llagan a interesar si se cargan de suficiente intriga y de aventura. En el mundo literario, John Le Carré, ha sido el escritor que con más rigor ha retratada este mundo del espionaje, y además de un modo muy certero: héroes sin destino, atmósferas opresivas donde le interés del estado prima sobre el destino del propio espía uncido irrevocablemente a un final trágico y vocados por un heroísmo absurdo e inútil. Sus novelas El espía que surgió del frío, Llamada para un muerto, la chica del tambor, La casa Rusia y otras más se pasaron al cine con irregular fortuna pero siempre sin casi traicionar este espíritu. 

Pero como corren nuevos tiempos parece que ahora Le Carré ya no está para muchas miradas pesimistas y ha consentido  hacer de su novela El sastre Panamá, una historia más amable, de aristas menos afiladas y final feliz y complaciente, aligerándola además con bastantes gotas de comicidad. Aunque sea una traición a la novela, el delictivo acto le ha salido feliz, por cuanto este filme goza de un ritmo estimulante, una ambientación muy adecuada y una interpretación llana de aciertos. 

Pendel es un delincuente de los barrios bajos de Londres que salvaguarda su libertad viviendo en la Panamá del corrupto  general Noriega. Allí ejerce el oficio de sastre  y se ha hecho con la clientela más adinerada del país. Casado con Luisa, que trabaja para el gobierno panameño, tiene como administradora de su lucrativo negocio de sastrería a Marta, una bella mujer que ha sufrido en su carne la represión política y a quien ama un escéptico y desencantado hombre. Un día llaga hasta Panamá, desterrado, un ex-agente especial, sobre quien pesa uno turbio asunto diplomático y un lío de faldas demasiado comprometido. Entre sus maniobras de espionaje y defensa está involucrar al conocido sastre de Panamá. 

Entre los alicientes del filme encontramos la paródica interpretación de Pierce Brosnan respecto a su personaje en la serie James Bond.Sea como fuere, El sastre de Panamá cuenta con muchos elementos valiosos (fotografía reparto, música, etc), que aunque no llegan del todo a engarzarse adecuadamente, si mustran el abigarrado mundo en que se mueven los distintos personajes, una especie de república bananera que recuerda  como se dice en la película a “una especie de Casablanca sin héroes” Película ésta que incluso se homenajea con toda la sorna posible en la escena de la despedida del avión. Esa sorna, ese sentido ácido del humor aparece constantemente en la relación de el sastre y el agente secreto venido a menos (la actuación paródica de Pierce Brosnam, burlándose de su personaje de Agente 007, donde el heroísmo desaparece totalmente , la rapiña sustituye a la ambición y la más rijosa lujuria oculta el erotismo). La influencia del texto de la novela se deja notar en una narración grave y a la vez aligerada por cierta comicidad. 

El sastre de Panamá es una especie de autoevaluación de la decadencia de cierto tipo de espionaje vigente en los años de la guerra fría. También reflexiona sobre el poder de la mentira y como ésta se vale fácilmente para montar tinglados sociales increíbles y sobre la búsqueda humana de utopías e idealismos a veces imposibles de alcanzar, como nuevos Griales inencontrables. Todo esto contado con un sentido del ritmo muy adecuado y con una dosificación de la intriga muy bien racionada.

José Luis Barrera     Daniel Arenas                   

The tailor of Panama

Nacionalidad: EEUU-Irlanda, 2001.

Dirección: John Boorman. 

Guión: John Le Carré y John Boorman. 

Argumento: la novela de John Le Carré. 

Fotografía: Philippe Rousselot. 

Música Shaun Davey. 

Intérpretes: Pierce Brosnam, Geofrey Rush, Jaime Lee Curtis, Brendan Gleeson, Catherine McCormack.

 

Volver al SUMARIO Página ANTERIOR Página SIGUIENTE Ir a la ÚLTIMA PÁGINA