C&I_Peq.gif (32982 bytes)

EnCad_Separado.gif (2838 bytes)


EL VALOR DEL CINE (ráfagas reflexivas sobre temas relacionados con la actualidad fílmica)

Como tu y como yo

Por Juan de Pablos Pons

Uno de los rasgos definitorios de lo que hoy llamamos modernidad toma forma en la revalorización de la vida corriente. Subrayar el sentido y el interés de la actividad de todos y cada uno de nosotros. Este planteamiento frente al concepto clásico del héroe con una vida arriesgada, ennoblecida por la dedicación de sus esfuerzos para proteger a los mortales, supone una importante revolución en las prioridades de muchos modelos sociales que se tratan de aplicar hoy. El cine también ha reflejado ese cambio de valores proponiendo historias en las que la gente corriente pasa a ocupar el centro de las narraciones, subvirtiendo en parte muchos esquemas narrativos anteriores. Es el caso de los últimos trabajos de Peter Weir con su interesante El show de Truman y de Tom Solondz con el inquietante film Happiness.

El interés que representa este planteamiento no se apoya en el hecho de situar a una persona corriente ante una situación límite, lo que en si no representa ninguna novedad en el cine; por el contrario se trata de identificar el lado oscuro que es constitutivo de nosotros mismos o de las instituciones que supuestamente nos apoyan, protegen , educan o divierten. Cuando este punto de vista queda plasmado de forma coherente y filmado de manera brillante, aun utilizando diferentes modelos narrativos, como ocurre con los títulos mencionados anteriormente, nos encontramos ante películas con un gran interés. También ocurre que cuando la escritura cinematográfica es ostentosa y tramposa, historias en principio atractivas quedan desaprovechadas, como es el caso de la exitosa comercialmente hablando, Very bad things y en la que hasta la dirección de actores resulta discutible.

En la película del australiano Peter Weir, basada en un texto escrito por Andrew Niccol, se nos presenta a un ciudadano Truman Burbank, en una especie de paraíso contemporáneo (urbanización idílica, sol permanente, matrimonio perfecto y vida con las habituales válvulas de escape para la clase media - vacaciones, amigos...-). En la parábola que nos propone el film la cara oscura de esta situación se encuentra en la irrealidad de la situación. Ni las calles, ni la esposa, ni el amigo y ni siquiera el sol son reales. Todo es un inmenso decorado de un "reality show" que Truman Burbank/Jim Carrey protagoniza sin saberlo. Es un prisionero que no sabe lo que es y solamente alguna situación vinculada al azar - único punto débil de la historia - permite encontrar el camino al protagonista que le lleve a tomar conciencia de su situación. Si no se hubiera dado esta casualidad Truman hubiera seguido siendo "feliz" en su mundo, puesto que aparentemente nunca hubiera sido inquietado por determinadas necesidades. Se trata de una propuesta que va más allá de criticar el excesivo papel que otorgamos a los medios de comunicación. El mensaje más interesante de esta historia no dirige su mirada hacia la televisión, sino al interior de cada uno de nosotros.

Por su parte Happiness, bajo el rótulo de "cine independiente" nos propone un descenso a unos infiernos muy cotidianos. Huyendo en todo momento de un tratamiento audiovisual impactante, esta segunda obra de Solondz, reconocida por la crítica en el último festival de Cannes, presenta la historia de tres hermanas en un mundo corriente, donde esa apariencia de normalidad apenas oculta la otra cara de la realidad, donde pedófilos, acosadores, ladrones y hasta asesinos, se comportan y visten como nuestro vecino, nuestro compañero de trabajo o nuestra hermana. No se trata de escapar de lo que nos repele desde un punto de vista moral, porque forma parte de nosotros mismos. El maniqueísmo tan presente en el cine a través de su historia se transforma aquí en una única moneda con dos caras. Únicamente la mirada cínica con la que el film desarrolla y combina las diferentes historias que presenta, permite rebajar la angustia que su visión produce, visión realista en la acepción más básica del término


VOLVER A LA PÁGINA PRINCIPAL