C&I_Peq.gif (32982 bytes)

EnCad_Separado.gif (2838 bytes)


LA MUERTE VIAJA DEMASIADO

VITTORIO COTTAFAVI. Murió como vivió, como hizo cine: en silencio. Nunca sus películas fueron recibidas en clamor de multitud. Lo suyo era el trabajo lento, querido, realizado con claridad de ideas, proyectando su amor y cuidado por el medio, sobre todo lo que hacia, fueran productos queridos o simplemente alimenticios. Los films históricos que realizó le suponían un arduo trabajo de investigación. No los recibía como unos simples productos de encargo. Pienso por ejemplo en la seriedad con la que acometió la serie televisiva (coproducción de la RAI y TVE) sobre Cristóbal Colón con Francisco Rabal de protagonista. Todo un ejemplo a seguir, que se encontraba en la línea de las hermosas series televisivas de tantos excelentes realizadores "didácticos" italianos (aquellos inefables títulos de los años 70, comienzos de los 80). Cottafavi murió el 13 de diciembre del pasado año a los 84 años y, que sepamos, ningún medio se hizo eco de la noticia. Su nombre poco parecía decir al mundo presuroso de fin de siglo. Hoy, ahora, una publicación mensual de cine, "Fotogramas" saca a la luz la noticias. Es un detalle por su parte.

Cottafavi había nacido en 1914. Fue el maestro por excelencia de "el péplum", esa mezcla entre cine histórico (de "romanos"), aventuras y leyendas. Suyas son Las legiones de Cleopatra, La rebelión de los gladiadores, La venganza de Hércules, Hércules a la conquista de la Atlántida, Las vírgenes de Roma...Un cine lleno de dignidad, rodado con inteligencia y humor. Sobre España rodó títulos como el documental Toro bravo o la inclasificable Los cien caballeros, una historia escondida en la Edad Medida, en la que hablaba de la corte de Castilla, de su declive, de sus 25 años de paz (¡), donde ahora se enfrentaban moros "azules" a crístianos "paralizados" en batallas con música de juerga flamenca (¿sería la música de ese film la inspiración de James Homer para La máscara del zorro?), y con la presencia de frailes orantes del (al) mejor postor (la fecha de realización de esta sensacional crónica caballeril es 1965, ¿se nota la simbología pretendida?). Un director que amaba el cine y que se retiró a tiempo, antes de quedar sepultado por la vaciedad y la "prisa" que invaden a gran parte del cine actual.


VOLVER A LA PÁGINA PRINCIPAL